En caso de sufrir una enfermedad terminal, usted decide cómo quiere ser tratado

En caso de sufrir una enfermedad terminal usted decide cómo quiere ser tratado.

Las instrucciones deberán respetarse, aunque el paciente pierda la conciencia. Así se reglamentó el derecho a morir dignamente.

También aplica para enfermedades degenerativas y de daños irreversibles.

El Ministerio de Salud expidió una resolución para regular la ley de cuidado paliativo, a través del documento de voluntad anticipada.

Este debe hacerse por escrito y notariado, o en video con dos testigos identificables, preferiblemente asesorado con asesoría de un médico.

Se utiliza para aceptar o rechazar cierto tipo de intervenciones o tratamientos, y debe hacerse cuando la persona esté sana. O enferma, pero plenamente consciente.

Esto es, sin embargo, diferente a la eutanasia.

En el documento se puede proyectar a futuro el deseo de morir o no en casa, participar de alguna investigación, si requiere o no de apoyo espiritual y hasta el deseo de quién quiere que lo acompañe, y puede sustituirse, modificarse o derogarse definitivamente.

Lo puede hacer cualquier persona mayor de 18 años, o entre los 14 y 18, bajo previa asesoría.

Según la fundación Pro Derecho a Morir Dignamente, en los últimos años ha recibido más de 22 mil solicitudes de voluntad anticipada.