EN CONSULTA ANTICORRUPCIÓN: ALTÍSIMA ABSTENCIÓN EN CÓRDOBA

Por:Horacio Garnica Diaz

horagardiaz@hotmail.com

 

Sobre el 81.26 por ciento de abstención en la Consulta Anticorrupción en el departamento de Córdoba, puede haber “tanto de largo como de ancho”, y se pueden hacer las siguientes preguntas:

 

¿El desgaste causado por las tres elecciones anteriores y seguidas, pudo incidir en el resultado de la Consulta?

 

– ¿Por qué en Córdoba no hubo presencia de miembros de la Dirección Nacional de la Campaña Anticorrupción?

 

– ¿Por qué faltó mística, empeño, compromiso, motivación y una buena agitación publicitaria?

 

– ¿Por qué no se contó con una fuerte Coordinación departamental de campaña? No obstante, es preciso reconocer el esfuerzo de los pocos que la integraron.

 

– ¿Por qué no hubo Coordinaciones municipales de Campaña?

 

– ¿Seria que algunos le hicieron caso al mandato del “Mandacallár”, cuando dijo que su secta política no apoyaba la Consulta?

 

–  Será que la votación de 227.280 por el SI, en la Consulta en Córdoba, son los votos de ALGUNOS: intelectuales, maestros, sindicalista, de las comunidades universitarias, historiadores, investigadores, pintores, dramaturgos, escritores, periodistas, ciudadanos libres; ¿y de algunos dirigentes, amigos y simpatizantes de los Partidos alternativos?  Porque la verdad es que muchos, no sé cuántos, se hicieron “la vista gorda”, ante este trascendental compromiso.

 

– ¿Acaso seria porque en esta oportunidad no estuvieron los compradores y vendedores de votos, es decir, los comerciantes de la política?

 

¿Sería porque fue una votación sui géneris, sin la competencia de potentados candidatos, poseedores de corruptos recursos derivados de ODEBRECHT, REFICAR y etc?

 

– ¿Si los tradicionales abstencionistas no votan porque no le gustan los candidatos; entonces cuál es su cuento, porqué no votaron ahora?

 

– Seria que hubo mucha gente que estaba des informada; “los que andan en el mundo de los conejos?”

 

– ¿Por qué se careció hasta de doscientos pesito para comprar una bolsita con agua? ! Que tal!, ni que se perteneciera a la comunidad de los Franciscanos y se revivieran las viejas prácticas Maoístas?

 

– ¿Sería que cundió el pesimismo y se tenía el pálpito de que una votación de estas características, no llegaría a ninguna parte?

Lo pregunto porque escuche esas expresiones.

 

– Por qué hay la presunción de que no hubo el apoyo necesario por parte de los miembros de los distintos poderes públicos?

 

– ¿Por qué en el departamento de Córdoba donde ha habido renombrados actos de corrupción, sólo votaron SI, 227.280, de 1.238.381 ciudadanos aptos para votar?

 

– Será que falta educación y cultura política y ciudadana?

 

– ¿Será que se es complaciente e indiferente ante una lacra como es la corrupción, que se roba el bienestar de unos para el lujurio de otros?

 

Son muchas más las preguntas que pueden hacerse sobre este tema, para podernos responsablemente aproximar a un análisis sobre las causas de la altísima abstención en Córdoba.

 

Aparte de las preguntas del tema en comento, me llama la atención el hecho de que nacionalmente la pregunta UNO, sobre reducir el salario a los congresistas y altos funcionarios del Estado, fue la más votada, marcando SI. Este es un claro mensaje a ellos. Se han hecho acreedores a un rechazo de 11.669.346, yo no creo tanto por los altos salarios, sino en el caso de los congresistas porque no legislan en favor de las necesidades, intereses, anhelos y aspiraciones de la mayoría de los colombianos. No me cabe la menor duda de que un buen congresista, estudioso, inteligente, brillante, que ejerza un serio y responsable control político, y que cumpla con todas funciones, pensando siempre en el bienestar de sus connacionales, es merecedor del salario que tiene.

 

Los más afectados en una rebaja de salarios son los congresistas alternativos. Los otros, alguno de ellos, si con los salarios que tienen están en los líos de corrupción, qué tal ganando menos. Además, uno no cree que la “mermelada” deje de gustarles. Como dijo Ernesto Samper refiriéndose a algo que no preciso: “Ni si fueran diabéticos”.

 

El departamento de Córdoba tiene que salir adelante, y no puede seguir siendo noticia objeto de señalamientos y de críticas. Una Convergencia Democrática, amplia y representativa, debe tener como propósito superior exclamar: OTRO DEPARTAMENTO DE CÓRDOBA ES POSIBLE CON OTRA DIRIGENCIA.

 

Montería La Perla del Sinú, agosto 29 de 2018.