En Córdoba hay buenas intenciones, pero no existe política pública para enfrentar los graves índices de accidentalidad

Archivo

La afirmación la hizo el profesor de la facultad de Salud Pública de la Universidad de Antioquia, Gustavo Cabrera, al participar de un foro de movilidad convocado por las autoridades en el departamento de Córdoba.

Asegura el académico que con base en el diagnóstico de accidentalidad y crecimiento de estadísticas de lesionados y muertos en percances viales, el municipio de Montería y la Gobernación de Córdoba deben estructurar una política pública regional como plan de choque a ese fenómeno.

Para Cabrera hay que pasar de las inocuas charlas y campañas esporádicas a un plan estratégico fundamentado como una catedra que inicie en las instituciones educativas, pero que sea sostenible en el tiempo.

Para ello, junto con la Universidad de Córdoba, la Cámara de Comercio, Gobernación, Alcaldía de Montería y los actores de movilidad debe existir un trabajo conjunto donde la represión esté acompañada de verdaderos espacios de enseñanza, pedagogía, y respeto a las normas y señales de tránsito.

“El panorama es complementen negativo. Veo unas tasas de mortalidad en aumento, un comportamiento vial de todos los actores muy problemático, veo interés en los gobiernos municipal y departamental, por sacar adelante una iniciativa pero no veo una política, un plan de trabajo, ni un norte claro de hacia dónde se quiere llegar”, dijo el académico al explicar que no es solo de ganas sino la creación de una estrategia definida y financiada.