En desarrollo de Agamenón II fue capturado importante cabecilla del Clan del Golfo

Durante este fin de semana los uniformados lograron la captura de cuatro integrantes más de este grupo armado organizado y seis de delincuencia común.

En Ejecución de la Campaña Militar y Policial Agamenón II, durante el fin de semana en contra del Clan del Golfo, con el fin de desarticular sus estructuras criminales, tropas de la Décima Primera Brigada, adscrita a la Séptima División del Ejército Nacional, en una operación conjunta, coordinada e interagencial, con el Comando Aéreo de Combate No.3 de la Fuerza Aérea Colombiana, Brigada de Infantería de Marina No 1, con el departamento de la Policía Córdoba y la Fiscalía General de la Nación, lograron la captura de alias Vicente; cabecilla principal del grupo de apoyo móvil armado.

Hasta la vereda Nuevo Tai del municipio de Tierralta; Córdoba, llegaron las tropas del Batallón de Infantería No.33 Batalla Junín, quienes guiados por información de inteligencia militar, detuvieron a este sujeto, identificado como Vicente Cuesta Quejada, quien cuenta con un historial delictivo de más de 17 años. Se pudo establecer que ‘Vicente’ hizo parte del Bloque Córdoba de las extintas Autodefensas, en donde logró ser segundo comandante de frente de una de sus estructuras que delinquía en la región del Alto Sinú cordobés, llegando a tener bajo su mando cerca de 400 hombres armados.

Sin embargo con la reorganización de grupos disidentes de la desmovilización de las Autodefensas; ‘Vicente’ fue llamado a conformar la banda criminal Clan del Golfo en la zona sur del departamento de Córdoba; recibiendo el mando de lo que en algún momento se denominó ‘Frente Móvil de Juan de Dios Úsuga’ debido a su experiencia delincuencial y conocimiento de la región. Este individuo desde 2012 venía realizando sus acciones en los municipios de Tierralta, Montelíbano, Puerto Libertador, San José de Uré, Buenavista y la Apartada.

Para finales de ese mismo año Cuesta Quejada había logrado extinguir otras organizaciones criminales para consolidar las estructuras armadas del Clan del Golfo y obtener el control total de las rutas para la extracción del narcotráfico que se produce en el departamento de Córdoba y en el Nudo de Paramillo.

Y es que la importancia de ‘Vicente’; es tal, que el trabajo previo para su captura implicó un seguimiento de inteligencia militar de más de 4 meses, que incluyó infiltración en su círculo de confianza, empleo de aeronaves y monitoreo constante de las zonas por donde se movía con mayor regularidad.

Este hombre es considerado un objetivo principal de las autoridades; debido a que controlaba las rutas del narcotráfico, la seguridad de los laboratorios para el procesamiento de la Pasta Base de Coca, actividades de homicidios a la población civil en general, extorsión a campesinos, comerciantes y ganaderos de la región.

Al momento de su captura le fue incautado una pistola de 9mm, municiones para la misma, cinco celulares y documentación que a esta hora es analizada por personal especializado de inteligencia militar de la Séptima División del Ejército.

Con este resultado se afecta de manera contundente las estructuras crimínales y financieras del Clan del Golfo en Córdoba, ya que este hombre realizaba gran parte de estas acciones.

Sobre la zona en que ocurrieron los hechos continúan las operaciones con el objetivo de localizar y capturar a los demás integrantes de este grupo que delinquían junto a ‘Vicente’