“En gastos inútiles Gobierno se gasta $ 1 billón al año”

Para el senador y precandidato presidencial del Centro Democrático, Iván Duque, el país atraviesa una desaceleración económica que pone en riesgo incluso el grado de inversión que ostenta actualmente.

Por tal motivo, el Senador uribista propone una serie de medidas de restricción en los gastos superfluos por parte de la Nación, y acrecentar la fiscalización con el fin de aumentar los recursos del Gobierno para inversión pública.

Entre algunas de sus propuestas, Duque considera necesario replantear el Sistema Nacional de Subsidios Sociales, ya que según él, el Gobierno Nacional gasta anualmente cerca de $77 billones en dichos subsidios, más o menos, lo que costaría construir cinco Metros en la capital de la República.

Por último, el precandidato afirmó que el Gobierno está desaprovechando los Tratados de Libre Comercio para mejorar la economía diferente a las rentas petroleras y por eso pide diversificar las ofertas exportables.

¿Para dónde va la economía de este país?

El próximo gobierno desde el punto de vista fiscal tiene que llevar en los próximos cuatro años el déficit del 4% del PIB al 1% del PIB, el próximo Ministro de Hacienda llega con esa realidad, llega a reducir el déficit al 1%, que sería el apretón más fuerte de los últimos 30 años en Colombia. Así, inmediatamente en el país se produciría una bomba social inmanejable, por eso mi tesis, es tener un déficit que se supere pero al mediano plazo y con todas las garantías de crecimiento de la economía. Aquí nos toca sacrificar un poco de déficit para poder liberar recursos para la inversión pública, sobre la base además de eliminar los gastos innecesarios del Estado y aumentar la fiscalización de los impuestos.

¿Cómo eliminar esos gastos superfluos en el Gobierno?

El Gobierno y todo el sector público se viene gastando en gastos inútiles más o menos un billón de pesos al año, eso fácilmente usted lo podría reducir en 60%, pero al mismo tiempo el Gobierno creó una cantidad de agencias con responsabilidad vertical que perfectamente podrían estar bajo la responsabilidad de un Ministerio, y ha generado una expansión de la nómina del sector público en los últimos 7 años de cerca de 18 mil cargos, todo eso tiene un costo altísimo para el Estado. Por eso, mi filosofía ahí es eliminar todo lo que son gastos innecesarios y mejorar la fiscalización, la Dian a hoy tiene más plata, más personas y más tecnología, entonces ese cuento de que la Dian solamente fiscaliza al que declara hay que cambiarlo y también fiscalizar a aquellos que aún no declaran.

¿Aguanta el presupuesto de la Nación para tantos subsidios del Gobierno?

El presupuesto está cercano a los $235 billones, de esos, $50 billones están al servicio de la deuda y lo que usted tiene para inversión pública que está cerca a los $40 billones, según cifras del Ministerio de Hacienda, el 60% no va para inversiones económicamente productivas, es decir, es una aceptación tácita de que usted está catalogando como inversión gastos de funcionamiento, y eso usted lo tiene que prohibir y reclasificarlo, y ahí hay un tema fundamental y es que Colombia tiene que redefinir del Sistema Nacional de Subsidios Sociales. Hoy nos estamos gastando cerca de $77 billones de pesos al año en subsidios sociales, eso son cinco metros de Bogotá, y el mayor rubro dentro de esos subsidios sociales son subsidios pensiónales, y más del 60% de esos subsidios pensiónales se están quedando en el 20% de personas con mayores ingresos, eso es totalmente inequitativo.

¿Se puede perder el grado de inversión?

Si se mira el gobierno del expresidente Uribe, Colombia no tenía grado de inversión pero tenía unos spreads inclusive muy cercanos a los países que tenían grado de inversión, eso fue una constante, pero las calificadoras de riesgo nos negaron ese grado de inversión y solo nos lo dieron a finales del 2013. Yo creo que Colombia puede llegar a perder el grado de inversión, todavía estamos un poco lejos de eso, pero puede llegar a perderlo por el tema fiscal y el de cuenta corriente. Si nos comparamos con Chile, Perú o México, nosotros tenemos el peor déficit fiscal, el mayor déficit comercial y el mayor déficit de cuenta corriente, y la lectura de esos tres elementos fundamentales puede generar una gran preocupación entre otras, porque el Gobierno no ha logrado generar nuevas fuentes importantes de ingresos que sustituyan la caída de los precios de la renta petrolera.

¿Cómo ve usted la carga fiscal para personas naturales en el país?

Aquí la contribución tributaria partió de la base que aquí las personas naturales en Colombia no pagan, puede que cuando uno mira renta uno se dé cuenta que en renta el universo de contribuyentes efectivos de renta es más pequeño que el de muchos países, pero es que los ciudadanos no solamente pagan renta, si se mira la sumatoria se da cuenta de que la carga tributaria individual es alta, pero lo más duro es que la carga tributaria es alta pero no lo que usted recibe a cambio de esa tributación. Eso es muy bajo y yo creo que usted debe tener niveles de tributación pero así mismo usted debe tener incentivos par invertir en el país, porque es la forma de trasladar recursos hacia inversiones productivas y generación de empleo.

¿Para dónde va el sector de la salud en el país con esas deudas tan altas con las IPS?

Los fundamentales de la sostenibilidad financiera en el sector de la salud no están corregidos, la Ley 100 en Colombia tuvo un gran éxito que fue llevar al país a niveles de cobertura muy significativos, pero la base de la Ley 100 para su sostenibilidad financiera era que el país iba a entrar en un círculo de formalización laboral que iba a permitir tener más personas en el régimen contributivo que en el régimen subsidiado, eso no se dio y por otro lado usted tiene un país donde hoy tiene cinco millones de mayores de 65 años, tiene 15 millones en el 2040 – 2050, y un crecimiento exponencial de las enfermedades respiratorias, cardiovasculares, diabetes, entre otras, eso todo está advirtiendo que hay que cambiar los fundamentales o va a haber una hecatombe en la salud. Por eso, hay que hacer una Ley de Punto Final en materia de déficit, se deben $6 billones de pesos, hay que saber quién le debe a quién, en qué cantidad y tratar de resolver esa situación, pero además hay que cambiar el incentivo a las EPS y no solo pagarles por el número de afiliados sino también por la calidad del servicio.

¿Sí están bien hechos los TLC que tanto promovió el gobierno de Uribe?

Yo hice un debate en la Comisión Tercera del Senado que se llamó TLC Cómo Vamos, porque mi mayor preocupación es que Colombia no está aprovechando lo suficientemente bien las oportunidades que se crearon. Los TLC no son la panacea, un TLC por el hecho de estar firmado no le garantiza a usted que va a exportar más ni que va a vender más, lo que se está abriendo es una expectativa de poder llegar a un mercado con normas transparentes de manera permanente, y yo lo que veo es que salvo contadas excepciones, nuestra balanza comercial se ha tornado negativa con la gran mayoría de los socios con los que tenemos acuerdos. Me sorprende que el Gobierno no haya tratado de tomar medidas para enfrentarlos, medidas que comienzan con la diplomacia comercial para definir dónde podemos insertarnos en cadenas de valor. Hoy Estados Unidos está exportando solo el 5% de las empresas en el país, y están haciendo exportaciones concentradas en 12 productos y concentradas en pocos estados, usted no está ampliando la oferta exportable.

¿Cómo atacar la corrupción que se está dando en los cambios de los usos de suelos con los Planes de Ordenamiento en las ciudades?

La mafia funciona con un contratista que financia la campaña de alcaldes y concejales, una vez se elige les cobra el favor a ese alcalde y concejales pidiéndoles que cambien el uso del suelo dentro del POT previa adquisición, para después construir en esos terrenos a cambio de pagos de coimas a quienes me ayudaron a hacer esa modificación. Ese es el robo más grande que hay en Colombia y lo estamos viendo hoy.

Además, se necesita ponerle muchas más limitantes a la contratación directa en Colombia y dejarla de verdad para circunstancias de verdad extraordinaria, y hay que desmantelar los carteles de únicos proponentes. Eso es muy fácil con la información disponible, y por último, si un funcionario público está siendo inducido a la corrupción por una empresa privada, la empresa y sus socios no podrán volver a contratar con el Estado colombiano jamás.

¿Cuál es su propuesta para lograr que la política en Colombia sea transparente?

Si queremos que la política en Colombia sea transparente necesitamos listas cerradas, y partido que se vuela los topes pierde la personería jurídica inmediatamente.

¿Pero esas listas cerradas no se volvería política de caciques mandado a punta de esfero?

Las listas cerradas es una teoría darwiniana de la política, los propios partidos generan sus cuerpos y sus anticuerpos, y los partidos tienen que generar al interior sus mecanismos de depuración, pero la lista cerrada debe ir acompañada de otras medidas como exigir mayores requisitos para quienes aspiran a cargos públicos de elección popular y que no solo con la edad le baste para ser congresista.

Además hay que poner un límite a la reelección de congresistas a máximo tres veces

Si es presidente ¿qué haría con los Acuerdos con las Farc?

Yo no haría trizas los acuerdos, pero tampoco voy a permitir que haya risas de quienes se quieren burlar de la institucionalidad. Iván Duque el 7 de agosto del 2018 presenta un proyecto de Acto Legislativo para que el narcotráfico no sea un delito amnistiable; segundo: armas y dineros que aparezcan de las Farc que no hayan sido entregados para su destrucción o para reparar a las víctimas significa que los cabecillas de esa organización pierdan los beneficios de manera inmediata, y haría cambios en la JEP.

Tomado de Vanguardia.