En modernización de Reficar se esfumaron más de 200 millones de dólares: Contraloría

El delegado investigador en la unidad anticorrupción de la Contraloría, Javier Noguera, explicó en Mañanas BLU detalles de los hallazgos del organismo que llevaron a imputar a la junta directiva de Reficar y al expresidente de Ecopetrol Javier Genaro Gutiérrez por detrimento patrimonial.

“Esos recursos se invirtieron mal. Se fueron en pagar mano de obra, en ingeniería de detalle y realmente no tiene explicación porque no se cumplió el estándar a nivel mundial en este tipo de proyectos”, dijo.

Añadió que la junta directiva no controló las inversiones y fue aprobando incrementos en el presupuesto sin tener en cuenta que eso afectaba el retorno de la inversión.

“Eso es importante porque el proyecto pasó de costar 3.777, en el año 2009, millones a 8.326 millones de dólares”, especificó.

Añadió que en el proceso de modernización de esfumaron más de 200 millones de dólares: “Es decir, que no encontramos ni siquiera invertidos en los activos y por eso se ordenó investigar por aparte”.

La decisión de la Contraloría

Por estos hechos, la Contraloría les imputó cargos a los miembros de la junta directiva que aprobaron los controles de cambio reprochados fiscalmente por el ejercicio de una gestión fiscal irregular de las inversiones en el proyecto.

Se trata del expresidente de la estatal Ecopetrol Javier Genaro Gutiérrez, el ex vicepresidente ejecutivo del Downstream de Ecopetrol Pedro Alonso Rosales Navarro, la exjefe de la Unidad Corporativa de Filiales de Ecopetrol Diana Calixto, y el exdirector del Departamento Nacional de Planeación (DNP) Hernando José Gómez, entre otros.

Asimismo, con responsabilidad fiscal solidaria la Contraloría imputó a los expresidentes de Reficar Orlando Cabrales Martínez y Reyes Reinos Yanes, entre otros ejecutivos, por contribuir “a la pérdida de las inversiones”.

Reficar, que es propiedad de Ecopetrol, tiene una capacidad de refino de 165.000 barriles diarios.

En junio del año pasado la Procuraduría General (Ministerio Público) abrió una investigación disciplinaria contra nueve directivos e indicó que indagaba “las circunstancias que llevaron al aumento en el presupuesto de la obra.

Esta refinería, que fue inaugurada en octubre de 2015 por el presidente Juan Manuel Santos, tuvo un costo final de 8.016 millones de dólares, más del doble de los 3.777 millones de dólares presupuestados inicialmente.