En Severá se respira luto y dolor

Dos de las fallecidas en el accidente.

Después de 24 horas de sucedida la tragedia del planchón de Severá, en corregimiento no se habla de otra cosa que no sea del dolor de las tres familias que perdieron a sus seres queridos en el naufragio del carro.

Por las calles del pueblo los habitantes han mostrado solidaridad con las tres víctimas Ana Gabriela Padilla Cuadrado, una mujer de 23 años que tenía 4 meses de gestación y había llegado a Severá con la intención de visitar a su familia durante el puente festivo, ya iba de regreso a Barranquilla.

Las otras dos mujeres fallecidas son Manuela Rosa Madera Segura y Eva Dominga Guerra Pérez, dos adultas mayores que salieron a las 7 de la mañana para con destino a Montería a cumplir una cita médica. Su estado de salud habría impedido que se bajaran del Nissan antes de caer al agua.

En el reconocido pueblo se respira dolor y luto, muchos creen que la tragedia pudo haberse evitado, pero también son conscientes que hace falta regulación para los planchones que atraviesan el rio Sinú en esa zona.

Los habitantes están las 4 de la tarde, hora en que serán hoy las honras fúnebres colectivas que se hará para las tres mujeres.