En un acto de reconciliación, restituida y opositor estrecharon sus manos

En cumplimiento a la sentencia proferida por el Tribunal Superior del Distrito Judicial de Cartagena de Indias, un Juez de la República hizo entrega material de la parcela 11, ubicada en Caño Negro, zona rural del municipio de El Carmen de Bolívar. El fallo beneficia a la mujer víctima del conflicto armado y declara segundo ocupante al opositor, otorgándole recursos para la implementación de un proyecto productivo. La diligencia judicial llegó a feliz término con un acto de reconciliación por parte de los campesinos

El Carmen de Bolívar, Mientras caminaba hacia el predio, Edith le daba gracias a Dios por lo qe ella considera un milagro. Es una mujer creyente, que vivió en dos ocasiones el desplazamiento a causa de la guerra.

En 1991 se desempeñaba como inspectora del corregimiento de Jesús del Monte. A su casa llegaron a intimidarla miembros de un grupo de las Autodefensas, que operaba en la zona. Por esta razón, ella decidió desplazarse a la cabecera de El Carmen de Bolívar y dejó el predio en manos de su padre y hermanos.

Todo trascurrió bajo la normalidad hasta que el 12 de agosto de 2001, llegó a la zona un grupo de las AUC y asesinó a dos de sus hermanos. Este hecho la obligó a desplazarse al municipio de Malambo, Atlántico, donde reside con sus hijos.

“A mi papá lo amenazaron y salió del predio. Al día siguiente vino a recoger lo que le habían dejado, pero mis hermanos se adelantaron. Cuando él llegó, los encontró muertos”, relató Enith.

Gracias a la política de restitución de tierras, un juez le hizo entrega material de la parcela 11, del predio de mayor extensión Caño Negro, ubicado en zona rural del municipio de El Carmen de Bolívar. “Vemos con satisfacción esta oportunidad que Dios y el Gobierno nos brinda”.

Con el fallo fueron devueltas más de 24 hectáreas, a la beneficiaria; y declaró como segundo ocupante al opositor del caso, otorgándole como beneficio, recursos para la implementación de un proyecto productivo.

Entrega voluntaria

En la parcela esperaba el señor Ernesto, un campesino víctima del conflicto armado que compró la parcela restituida, con la intención de mejorar su situación económica. En ese momento, como lo manifestó en la diligencia, no era necesaria la formalidad de la venta, solo con la palabra hacían los negocios en el campo.

Él decidió entregar de manera voluntaria el predio, acatando el fallo de restitución. “Los problemas hay que evitarlos, por eso entrego de manera voluntaria. Ya me siento contento”.

La justicia, basada en las pruebas presentadas, decidió declararlo opositor de buena fe y le otorgó como medida de atención, recursos para la implementación de un proyecto productivo, teniendo en cuenta que Ernesto ya cuenta con un predio ubicado en la zona.

Al terminar la entrega material, adelantada por el Juzgado Segundo Especializado en Restitución de Tierras de El Carmen de Bolívar, Edith y Ernesto estrecharon sus manos en un acto de reconciliación, que demuestra la nobleza de los campesinos de Montes de María.

La diligencia contó con el acompañamiento de funcionarios de la Unidad de Restitución de Tierras (URT) y la Fuerza Pública.

Audiencias preparatorias, herramientas de conciliación

Ante el importante número de entregas materiales programadas por los juzgados especializados, se vienen realizando audiencias preparatorias para que las diligencias lleguen a feliz término, teniendo en cuenta que, en muchos de los casos, los opositores son campesinos víctimas del conflicto armado.

Para la directora de la Unidad de Restitución de Tierras en Bolívar, Ella del Castillo Pérez, es un gran logro el aporte que se da en estos espacios para los procesos de reconciliación. “Hemos logrado que los jueces de restitución, cuando van a hacer las entregas materiales, primero convoquen a las entidades que están relacionadas para llegar a un acuerdo y determinen las medidas de atención para las personas que van a salir del predio”, manifestó.

Como resultado de la gestión, se ha logrado la entrega voluntaria de predios por parte de los opositores.