Epidemia de conjuntivitis (ajo), tenga cuidado

¿Sabías que la conjuntiva es una capa transparente de tejido que recubre los párpados y cubre la esclerótica del ojo? Pues bien, ahora que lo sabes, entérate también que la conjuntivitis ocurre cuando la conjuntiva se hincha o inflama. Ahí es cuando comienzas a sentir ardor, picazón, lagrimeo y más síntomas, de los que hoy nos hablará Viviana Anaya, médica de la Universidad del Sinú. Hay tres tipos de conjuntivitis, de acuerdo con los agentes que la causen.

Tipos, síntomas y tratamiento
1. Viral
Es causada por un virus, como un simple resfrío. Este tipo de conjuntivitis es muy contagiosa, pero normalmente desaparece en algunos días, sin tratamiento médico.

Síntomas:
Lagrimeo y picazón en los ojos; sensibilidad a la luz. Pueden estar afectados uno o ambos ojos. Es muy contagiosa y puede propagarse por la tos o estornudos.

Tratamiento:
En la mayoría de los casos, desaparece sin tratamiento, pero un remedio casero es el aplicar paños mojados fríos en los ojos, varias veces al día, para aliviar los síntomas.

2. Bacteriana
Es ocasionada por bacterias. Esta clase de conjuntivitis puede causar serios daños al ojo si no se trata.

Síntomas:
Secreción del ojo amarillenta o verde-amarillenta y pegajosa en la esquina del mismo. Es contagiosa, normalmente por contacto directo con las manos infectadas o elementos que hayan tocado el ojo.

Tratamiento:
Es importante acudir al oftalmólogo, que normalmente le recetará gotas de antibiótico para los ojos o pomadas.

3. Alérgica
Por irritantes oculares como el polen, el polvo, la caspa animal en individuos susceptibles. La conjuntivitis alérgica puede ser estacional (polen) o aparecer en brotes durante todo el año (polvo y caspa de las mascotas).

Síntomas:
Lagrimeo, ardor, picazón, puede estar acompañado de mucosidad y congestión nasal, así como sensibilidad a la luz. Ambos ojos afectados. No es contagiosa.

Tratamiento:
Los antialérgicos ayudan a evitar o acortar los brotes de conjuntivitis alérgica, consulte con su médico.

¡A prevenir!
Estas sencillas acciones pueden evitar que padezcas esta molesta afección. ¡Mucho ojo!

-Lávate las manos a menudo y evita frotarte los ojos.

-No utilices toallas, almohadas, sábanas u otro tipo de objetos que hayan estado en contacto con la cara de una persona infectada.

-Trata de lavar estos objetos con frecuencia, sobre todo si convives con otras personas, y procura no compartirlos.En caso de que la afección se dé en un solo ojo, usa dos toallas distintas, una para cada ojo.

-Presta atención al correcto mantenimiento de las lentes de contacto, con una buena higiene y sustituyéndolos cuando sea preciso.

-Si utilizas cosméticos y padeces conjuntivitis con frecuencia, puede que esté relacionada con algún producto que te dé alergia. Prueba no maquillarte los ojos, o cambia a otra marca que sea hipoalergénica.

-Si eres alérgico al polen, evita los ambientes con altas concentraciones de esta sustancia, como el campo, los parques y jardines, y ponte gafas de sol para salir a la calle.

-El cloro de las piscinas también puede ocasionar conjuntivitis a las personas más sensibles a esta sustancia. Si es tu caso, utiliza gafas acuáticas para protegerte los ojos.