Ese Vidasinú dice que herida que le causó la muerte a un joven en Mocarí no era letal y por eso le dieron salida

Ante los hechos informados por distintos medios de comunicación respeto al deceso de un menor de edad cuya atención previa fue brindada en el servicio de urgencia del Hospital Camilo Torres, la E.S.E. VIDASINÚ se permite aclarar a la comunidad en general que el pasado 18 de julio alrededor de las 14:00 horas, el menor de edad Juan Pablo Arciria Miranda, ingresó al referido centro hospitalario por herida a nivel de tórax, consecuencia de una riña ocurrida presuntamente una hora previa a su consulta.

Al momento de su ingreso fue valorado de forma inmediata por el médico de turno, y se determinó en su cuadro clínico que el paciente se encontraba bajo efecto de sustancias psicoactivas no determinadas, con herida en tórax en la región anterosuperior infraclavicular izquierda, secundaria a trauma con arma blanca (puñal). Al ser explorada, se encontró que la herida no era penetrante y presentaba escaso sangrado, procediendo a suturar dicha herida por planos y suministrándole 2.000 cc de lactato de ringer. El paciente fue dejado en observación durante aproximadamente una hora y veinte minutos, para luego ser revalorado por el médico de turno, quien lo encontró hemodinámicamente estable, sin signos de dificultad respiratoria o sangrado activo, por lo que se decidió dar de alta con antibióticoterapia y sus respectivas recomendaciones.

Una hora posterior a su egreso, el paciente fue llevado nuevamente al servicio de urgencia del Hospital Camilo Torres, sin signos vitales, por lo que se procedió a pasar a sala de reanimación y se iniciaron maniobras de reanimación cardiopulmonar durante 30 minutos sin respuesta favorable, declarando su deceso y procediendo a informar a los familiares y al CTI para el respectivo levantamiento del cadáver.

Ante la noticia del deceso, los familiares del menor intentaron agredir al cuerpo médico, situación prontamente controlada por efectivos de la Policía.

La E.S.E. VIDASINÚ informa que el paciente fue atendido con debida diligencia y cuidado, para el cuadro clínico presentado tanto en el ingreso como en su reingreso a nuestro servicio de urgencia de baja complejidad, por tanto esperamos dictamen de Medicina Legal para que se determine a través de los resultados de la necropsia el diagnóstico de la defunción.