“Estoy encantado con los castillos y renos de Escocia, pero no me pinto en falda” Alfredo Morelos

Alfredo Morelos vive un sueño mágico. Rodeado de castillos y lejos de su natal Cereté construye su mundo a punta de goles. El joven delantero cordobés conquistó primero a Finlandia y ahora comienza a destacarse en Escocia. Morelos es el único jugador colombiano que milita en la liga escocesa y con el Rangers vive momentos felices gracias a los tantos que está convirtiendo.

Desde Glasgow, el futbolista de 21 años atendió el llamado de EL HERALDO y contó detalles de su actual momento en su carrera deportiva.

P. ¿Cómo ha sido la experiencia jugando en el fútbol de Escocia con Rangers?

R.
Desde que llegué aquí ha sido una experiencia muy bonita, me siento muy contento en este club desde el primer día en que llegué. Estoy pasando por un buen momento y espero seguir haciendo las cosas de la mejor manera en cada partido.

P. ¿Cómo llega usted al Rangers?

R.
Fue una transferencia muy rápida. Yo estaba en el futbol finlandés, ahí también me estaban saliendo las cosas bien con el HJK y llegó esta oferta del Rangers. Estoy muy contento.

P. ¿Cómo llegó usted a Europa?

R.
Yo estaba en el Deportivo Independiente Medellín, pero no tenía continuidad y me salió una opción de compra para el HJK Helsinki. Iba por un año a préstamo, hice las cosas bien, marqué una buena cantidad de goles importantes (16) y se dieron las cosas para que utilizaran la opción de compra. Duré un año y medio y tuve una buena temporada.

P. Es extraño ver colombianos en el fútbol de Finlandia y Escocia. ¿Qué puede contar de estas experiencias?

R.
Los dos primeros meses fueron duros. Llegué a un país que tenía un invierno súper fuerte, mucho frío. Era un poco complicado porque no podía comunicarme con el técnico, ni con los compañeros porque no sabía el idioma. Con el pasar de los meses llegó un entrenador español y todo fue fluyendo. Lo que me pasó en Helsinki me ayudó mucho para llegar a Rangers. En Finlandia muy poco apoyan al fútbol, solo veía una gradería llena, en cambio en Escocia todo el estadio se llena. La gente grita mucho y eso nos motiva.

P. ¿Cómo hacía cuando no se podía comunicar?

R.
Me quedaba callado y en los entrenamientos me quedaba de último para ver qué hacían los demás compañeros. Era muy maluco porque tratar de hablar con los compañeros y no poder fue complicado.

P. ¿Cómo le ha ido con la comida?

R.
El tipo de comida en Finlandia es muy diferente, al igual que la cultura. El arroz es muy diferente al nuestro. Lo que más se come en Helsinki es la pasta, pero es picante. Se come mucho el sushi y comida de Nepal.

P. ¿Lo complicaba eso?

R.
Sí, era complicado. Extrañaba mucho mi comida de Cereté y de la Costa. Me hace falta la comida que me hace mi mamá que es el sancocho, el pescado y hasta la bandeja paisa.

. ¿Cómo es la vida en Escocia?

R.
Esto aquí es algo maravilloso para mí. Vivo en Glasgow, una ciudad muy linda con muchos castillos, con antigüedad. Siempre que tengo la oportunidad de tener días libres salgo a conocer. Ver los castillos y paisajes es muy hermoso. Acá la gente toma mucho whisky y vino, siempre están en un buen ambiente y comparten mucho en familia.

P. ¿Aún no le ha tocado usar faldas como las que lucen los hombres de Escocia?

R.
Me ha tocado ver muchos hombres con falda, eso es típico acá en Escocia. Pero a mí no me ha tocado y no me gustaría ponerme una falda, creo que no me vería bien. No me pinto usando una falda escocesa (risas). El primer día que vi a un hombre con falda fue algo raro, pero hace parte de la cultura de acá.

P. ¿Cómo le va con los compañeros?

R.
Me siento muy bien. Hay muchos jugadores de experiencia como Bruno Alves. Me han hecho sentir bien dentro y fuera de la cancha. Con Carlos Peña y Eduardo Herrera también me va bien. Siempre hay una buena amistad.

P. ¿Qué clase de equipo es el Rangers?

R.
El estadio por dentro tiene todo lo que hace parte de la historia del equipo. Están todos los trofeos que ha ganado, hay salones donde están los jugadores que han hecho historia. Es un club muy organizado. Nosotros siempre tenemos que estar tres horas antes de un partido.

P. ¿Cuáles son sus expectativas en el Rangers?

R.
Quedar campeón, seguir haciendo las cosas de la mejor manera, buscar un cupo en la Selección. Soy el goleador del equipo con ocho goles, dos en la Copa y cinco en Liga. Estamos de cuartos, a tres puntos del Celtic que es el líder. Quiero hacer historia con el Rangers, quiero lograr títulos a corto plazo y seguir ganándome a la afición de este equipo. Quiero darle mucha felicidad a la hinchada del Rangers. Los hinchas de acá siempre me piden que le haga goles al Celtic, que si le anoto, ellos se tatúan mi nombre.

P. ¿De esos ocho goles cuál es el que más le ha gustado?

R.
El que hice cuando le quité el balón al portero de las piernas.

P. ¿Cómo se vive el clásico ante el Celtic?

R.
Es uno de los mejores clásicos del mundo. Tanto la gente como nosotros nos preparamos mucho para ese partido. Acá no aceptan que perdamos contra el Celtic. La próxima semana nos toca jugar ante ellos el primer clásico.

P. ¿Cómo ha evolucionado usted como delantero?

R.
En muchos aspectos. Cuando salí del Medellín no tenía continuidad, siempre quería estar en la titular. En Finlandia demostré que sí podía ser titular, me convertí en un jugador que quería más y con ganas de hacer gol en cada partido. Mejoré en la parte física, con más potencia y rapidez. Voy bien en el juego aéreo. Soy un delantero muy peligroso en el área. Aquí en Escocia ya saben que no me pueden dejar recibir un balón en el área porque soy muy peligroso.

P. ¿Cómo lo trata la gente de Escocia?

R.
La gente es muy amable y cariñosa conmigo. Me estoy ganando el cariño de la gente, siempre que salgo a comer me piden una foto y se sonríen conmigo. La hinchada del Rangers me quiere mucho. Ellos nos exigen mucho y no llegar a la fase de grupos de la Europa League les dio duro.

¿Ya habla inglés o escocés?

R.
No, nada. Apenas estoy estudiando inglés. Por lo menos sé pedir una comida o cualquier bebida. Si me saludan ya sé responder también.

P. ¿Con quién vive?

R.
Con mi esposa, que también es colombiana, antioqueña.

P. ¿Qué es lo más raro que le ha sucedido estando en Finlandia y Escocia?

R.
El segundo día que estaba en Finlandia salí a conocer, ese día hacía mucho frío y había mucha nieve, y cuando iba caminando con mi esposa me caí. Lo más bonito que he visto son los renos y los castillos, estoy encantado con eso. Pero lo que más me ha sorprendido es ver el mar totalmente congelado, con decirte que la gente pasa el mar caminando.

P. ¿No ha salido a la calle con un sombrero vueltiao?

R.
La verdad no, pero si llego a conseguir un título con el Rangers, lo pensaría. Usaré algo típico de mi pueblo o de Colombia.

P. Nació en Cereté, Córdoba, ¿cómo vive lo que le está pasando?

R.
Salí a los 14 años de Cereté. Me fui a la escuela de fútbol del Deportivo Independiente Medellín, estuve dos años en un proceso. No me esperaba todo esto en tan corto plazo y lo he sabido aprovechar de la mejor manera. Quería seguir en Medellín, pero no tenía continuidad.

P. ¿Qué es lo que más extraña de su tierra?

R.
A mi familia, hace rato no la veo. La comida de mi mamá. Cereté es un pueblo muy pequeño, pero tiene gente muy agradable y me quieren.

Cuando le hablaron de Finlandia, ¿usted no lo pensó dos veces?

R.
Mi empresario me habló de la oferta y al día siguiente ya estaba en un avión rumbo a Europa. Vine mentalizado en hacer las cosas bien y se me han dado.

Tomado de El Heraldo.