Estudiante falleció cuando recibía clase

El dolor y la tristeza se apoderaron de directivos, docentes, estudiantes y padres de familia de la Institución Educativa El Cañito de los Sábalos en el municipio de Cereté, luego que esta mañana cuando se disponía adelantar clase de educación física, de repente se desplomara Daniel Arango Hernández, estudiante de 9 grado de bachillerato, y media hora después el parte médico del Hospital San Diego, era que había fallecido.

El cuerpo del adolescente, quien vivía con su abuela en un sector del barrio El Cañito, aún permanece en la Morgue del Hospital San Diego. De acuerdo a lo contado por algunos de sus compañeros, cuando se disponían a hacer el respectivo calentamiento, el estudiante se sentó y dijo que no iba a desarrollar la práctica porque no había desayunado; fue entonces cuando de un momento a otro, se desmayó.

El licenciado Oscar López, rector de la institución, en medio del dolor lamentó el difícil momento por el que atraviesa su Institución. “es algo que nos toma por sorpresa. Era un estudiante demasiado cayado. Académicamente mantenía su promedio. Tenía muchas dotes artísticas. Le estamos brindando a sus familiares todo el acompañamiento posible.”

Daniel le había hecho un dibujo en perspectiva a una de sus compañeras que debía presentar hoy, como lo pueden observar, curiosamente se trata de un paisaje cultural donde se puede apreciar, entre otros elementos, una línea férrea que se pierde en la distancia.

Vecinos indican que era un muchacho tranquilo, que además de estudiar, tocaba guitarra y adelantaba estudios de natación. Se pudo conocer que su mamá hace aproximadamente dos meses había viajado a Medellín y que su papá vive en Cartagena.

Tomado de Domingo Rosso.