Estudiantes de la I.E Julián Pinto Buendia afectados por el mal estado de las vías

Debido a la ola invernal que está atravesando el Departamento y el país en general, se han visto afectadas decenas de familias, corregimientos, veredas, agricultores y demás damnificados, y según reportó la Unidad de Gestión de Riesgos las lluvias irían hasta el mes de Noviembre.

Así se encuentra la entrada a La Institución Educativa Julian Pinto Buendia, ubicada en el corregimiento de Mateo Gómez en Cerete, cada vez que llueve está se convierte en un lodazal, los charcos son pasados por los estudiantes con los zapatos en las manos, otros llevan bolsas plasticas para no mojarse las medias,

Además de esta travesía se lavan los pies dentro del colegio. La comunidad esta indignada con esta situación, comentan que no puede caer un aguacero porque el barrial es grande. Piden a la alcaldía de Cerete más compromiso con este corregimiento en el arreglo de las vias.