Estudio de Medicina Legal indica que mina Cerro Matoso sí sería causa de problemas en la salud de los indígenas de la zona

Medicina Legal hizo la valoración a los afectados.

Montelíbano. Hace más de 5 años inició un litigio jurídico entre BHP Billiton y las comunidades indígenas y afrocolombianas de Puerto Libertador, San José de Uré y Montelíbano aledañas a Cerromatoso. El objetivo de los demandantes es determinar la responsabilidad de la mina en múltiples problemas de salud y sociales que padecen.

Dentro del proceso que se libra en la Corte Constitucional, ésta solicitó al Instituto de Medicina Legal que desarrollara en la zona un estudio médico social para determinar la incidencia de la mina en esas problemáticas.

RioNoticias tuvo acceso de manera exclusiva al informe final de ese estudio, que seguro será parte fundamental en las decisiones que la alta corte tome con relación a este caso.

Medicina Legal realizó el estudio en más de mil personas, a quienes encuestó e hizo pruebas y muestras médicas para determinar, afecciones en la piel, problemas respiratorios y niveles de níquel en la sangre.

El informe indica que el promedio de nivel de níquel encontrado en la sangre de las personas estudiadas es d 10,53 mcg/lt , mientras que el promedio del nivel de níquel en la orina fue de 27,36 mcg/lt.

Las poblaciones con mayor concentración de níquel en la sangre y orina son de San José de Uré.

El informe detalla que el mayor hallazgo relacionado en las personas de esas comunidades, tienen que ver con la aparición de problemas en la piel, problemas respiratorios, incluso se pudo evidenciar dos casos de cáncer de pulmón.

“Llama la atención que la mayor prevalencia tanto de las manifestaciones dermatológicas como de las manifestaciones de irritativas de la vía aérea superior ocurren en mayor proporción en las poblaciones de Pueblo Flecha, Puerto Colombia y Torno Rojo. Es por esta razón que se realizó un abordaje analítico para determinar si la distancia a la mina está relacionada de manera indirecta con las manifestaciones clínicas, observándose que éstas ocurren con mayor incidencia en personas que están ubicadas más cerca de la mina”, dice el informe.

7710700e-3c67-413c-b302-c392af6fda99

El informe plantea además que la salud no solo es carencia de enfermedad sino también la salud emocional que se ha visto afectada por ruido de máquinas realizando extracción y el problemas de encerramiento que han tenido las comunidades ante la compra desmesurada de tierras que ha desarrollado la mina en la zona.

 

Israel Manuel Aguila Solano, cacique mayor de Zenú del Alto San Jorge, dijo que la mina desde hace  muchos años viene causando daños irreversibles a las comunidades indígenas y afrocolombianas asentadas en su área de influencia.

“Las comunidades hemos sido resumidas a territorios parcelarios o solares, antes se vivía e grandes extensiones y ahora familias indígenas enteras viviendo en un cuadro de tierras que no alcanza para nada”, dijo el líder Zenú.

Y agregó que “no tenemos buena salud, no tenemos educación y no existen proyectos socioeconómicos que hayan fortalecido a las comunidades”.

Las poblaciones étnicas demandantes buscan además que se estipule, como dice la norma, la consulta previa, que los involucre como actores decisivos en los proyectos que causen efectos en los pobladores, su ambiente, su cultura y ámbito social.