Ex-policía habría violado y decapitado a un estudiante del SENA

A las 2:20 de la tarde del pasado viernes, luego de cinco horas de búsqueda, un equipo conformado por peritos del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía y miembros de la Policía, hallaron el cadáver en descomposición de la joven estudiante del SENA, Gabriela Andrea Romero Cabarcas, de 18 años, en una trocha del municipio de Malambo, Atlántico. 

El cuerpo fue encontrado en avanzado estado de descomposición en una zona enmontada del mencionado municipio, muy cerca de donde fue hallado el cambuche donde el ex-policía Levith Aldemar Rúa Rodríguez habría abusado de una menor de 17 años de nacionalidad venezolana.

El coronel Hugo Molano, comandante operativo de la Policía Metropolitana, había dicho en días antes que la joven pudo ser contactada por Rúa Rodríguez a través de Facebook engañándola con una promesa de trabajo.

Autoridades hallaron el cadáver  de Gabriela Andrea disperso y podrido en huesos, según información de las autoridades, al parecer, por la intemperie y la acción de las aves carroñeras.

No obstante, los agentes del CTI hallaron una parte de la pierna izquierda con el tatuaje de un gato con el cual se logró identificar preliminarmente el cadáver debido a información que había suministrado la familia a las autoridades.

Levith Aldemar Rúa Rodríguez, quien sólo prestó dos años de servicio como uniformado de la Policía, estuvo preso 7 años en la cárcel de máxima seguridad de Valledupar por el delito de acceso carnal violento.

“Podemos decir que estamos ante un caso importante de un depredador sexual”, dijo este jueves el brigadier general Mariano Botero Coy, comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, sobre la captura de Rúa Rodríguez. “Este individuo está capturado por un hecho de violación el día anterior, pero ya él había purgado una condena de 7 años por el delito de acceso carnal violento en la ciudad de Valledupar”, agregó el oficial.