Fiscalía destapa nuevo desfalco pensional por $100 mil millones

En el marco de la operación denominada “Frenocomio”, el fiscal Néstor Humberto Martínez puso al descubierto una red que defraudaba el sistema de pensiones a través de pensiones de invalidez por demencia.

Días después de que se destapara una modalidad de estafa al sistema pensional a través de documentos falsos, Martínez destapó una nueva modalidad “inédita”.

“Mediante la declaratoria de locura o de demencia de los trabajadores, les consiguen pensiones de invalidez con unos esquemas defraudatorios que incluyen también seguros de crédito en unas operaciones que valen miles de millones de pesos”, indicó el jefe del ente investigador.

Agregó que “hay todo un entramado que involucra abogados, médicos siquiatras y a la Junta de Calificación Regional de invalidez sin las cuales no sería posible que se decretaran las pensiones de invalidez, inclusive la ayuda desde adentro de algunos funcionarios de Colpensiones”.

Sin embargo, este esquema es mucho más sofisticado, porque no solo es crear las condiciones de locura de los pensionados, “sino que quienes traman la defraudación, le dicen a sus clientes que previamente se consigan un crédito en un banco comercial o en una institución financiera por 500, 600 u 800 millones de pesos y obtienen al momento de crédito, un seguro en el cual se amparan frente a riesgos por invalidez como podría ser la declaratoria por locura o demencia”.

Así las cosas, el pensionado por supuesta invalidez a raíz de la “demencia”, no solamente obtienen las mesadas ilegales, sino paralelamente se les decreta el beneficio por el amparo del seguro del crédito, por lo que no pagan las cuentas del crédito, en una maraña defraudatoria.

En una estimación preliminar, el fiscal sostiene que se trataría de una defraudación que supera con creces los 100 mil millones de pesos, asumiendo que se trate de pensiones equivalentes exclusivamente a un salario mínimo legal mensual.
Confirmó que en la ciudad de Valledupar hay alrededor de 550 casos de pensiones de invalidez por demencia o por locura, que están en investigación y que han dejado, hasta el momento, 10 capturas.