“Gio” Moreno, una alternativa ante Venezuela

Cuando José Pékerman llegó a la selección colombiana de fútbol, Giovanni Moreno estaba en la fase final de la recuperación de una lesión de ligamentos en su rodilla izquierda, que lo dejó por fuera de las canchas por casi seis meses. El técnico argentino lo tenía bien referenciado, porque por esa época el volante antioqueño había descrestado en el fútbol argentino jugando con Racing de Avellaneda. Las comparaciones con Juan Román Riquelme se volvieron comunes y desde ese entonces se dijo que Pékerman, uno de los maestros de Riquelme, podría aportarle al paisa lo mismo que al crack argentino.

En la primera convocatoria de Pékerman al frente de Colombia, para un partido amistoso ante México, en Miami, Giovanni Moreno fue uno de los 22 elegidos. Tenía mucha ilusión, parecía ser el inicio de un largo camino glorioso con la camiseta de la selección junto a un entrenador que confiaba en sus condiciones. Pero Gio no fue titular y sólo actuó 10 minutos. Luego se marchó al fútbol chino y esa decisión fue la que terminó cerrándole las puertas de Colombia por un largo tiempo.

Claro que ese paso a un país poco futbolero no fue la única razón por la que Pékerman se dejó de fijar en Gio. A eso se sumó que encontró en James Rodríguez, Juan Guillermo Cuadrado, Macnelly Torres, Aldo Leao Ramírez o Juan Fernando Quintero un mediocampo ofensivo de su agrado. Con estos hombres clasificó al Mundial e hizo una gran Copa del Mundo. Para la eliminatoria hacia Rusia 2018 apareció otro jugador en el mediocampo ofensivo: Edwin Cardona.

Mientras tanto, en el Shanghái Shenhua, Giovanni se siguió consolidando como el gran referente del equipo. El 10 en la espalda y la franja de capitán en su brazo derecho son muestras de eso. Además, el torneo chino comenzó a evolucionar y gracias a eso José Pékerman volvió a fijarse en el talento de este jugador. “El fútbol chino creció mucho y eso se puede ver por la calidad de futbolistas que han llegado en los últimos años, como Hulk, Óscar, Lavezzi o Tévez. La lista es larguísima y por eso crece la liga”, dijo el antioqueño, quien además destacó que “si no estuviera bien o si solo hubiera ido a cobrar el dinero, no habría durado allí”, haciendo referencia al nivel de competencia. China lo alejó de la selección, pero el tiempo le dio la razón a su decisión. Él llegó nuevamente a un alto nivel y por eso volvió al equipo tricolor.

Los 24 minutos frente a España y los 60 que jugó contra Camerún, en los amistosos de las fechas FIFA de mitad de año, fueron suficientes para que convenciera nuevamente a José Pékerman, quien lo llamó para esta fecha doble de eliminatoria a Rusia 2018, para los partidos ante Venezuela y Brasil. “Estoy muy contento de estar otra vez acá. Estos momentos son para disfrutarlos. Estar en la selección siempre es un motivo de alegría, porque es darse cuenta de que las cosas se están haciendo bien”, le dijo a El Espectador en Barranquilla.

Y en el partido de este jueves ante Venezuela (4:00 p.m., por el Gol Caracol), Gio tendría la oportunidad de reemplazar a su gran amigo James Rodríguez, que por orden del Bayern Múnich no va a poder actuar. “La verdad es que no tener a James es algo que a todos los colombianos nos preocupa. Es el jugador diferente, pero también estoy seguro de que los que estamos disponibles vivimos un buen momento, llegamos con el nivel para aportarle a la selección y por eso el que juegue en la posición de James lo va a hacer de la mejor manera”, recalcó.

Con respecto al juego ante los dirigidos por Rafael Dudamel, el volante, que jugó en Colombia en Envigado y Atlético Nacional, cree que “con Venezuela siempre son partidos atípicos, duros, para nada fáciles. Independientemente de que ellos no se estén jugando nada, no se van a regalar. Nosotros tenemos la necesidad de seguir sumando para ir al Mundial, así que va a ser un juego muy importante”.

Con 31 años, Giovanni siente cerca su sueño de jugar un Mundial. De figurar con la selección como lo hizo su gran ídolo Rivaldo con Brasil en Corea y Japón 2002. Por eso espera seguir descrestando a Pékerman. “Yo siempre he dicho que cada partido con la selección es una presentación. Cada vez que haga las cosas bien, es una posibilidad de seguir estando en este equipo. Los partidos que pasaron en España me sirvieron para eso, para cumplir y poder volver a acercarme a la selección. Ahora que me he ganado este espacio no lo voy a perder. Mi idea es poder aportarle a este grupo y que sea lo que Dios quiera”.

Tomado de El Espectador.