Gobernador de Córdoba, pide al fiscal que lo investiga que lo escuche para defenderse

Edwin Besaile, Gobernador de Córdoba.

El mandatario actual de los cordobeses, Edwin Besaile Fayad, pidió al fiscal delegado ante la Corte Suprema, Jaime Camacho, que lo escuche para presentar las pruebas que considera demostrarían su inocencia en el escándalo de corrupción que lo salpica y que tienen como fundamento el testimonio del exgobernador Alejandro Lyons.

 

A través de su abogado Andrés Garzón Roa, el gobernador Besaile,asegura que tiene como demostrar que su vinculación por corrupción es una retaliación de Lyons, y explicar una serie de irregularidades que dijo haber encontrado cuando asumió la Gobernación en convenios sobre ciencia y tecnología y que de inmediato denunció y frenó los pagos.

El abogado relató que las irregularidades que denunció Edwin Besaile de los convenios, no están incluidos en los 20 delitos imputados a Alejandro Lyons por corrupción en Córdoba y advierte que están por fuera de ese principio de oportunidad que tramita el exmandatario desde Miami con la Fiscalía.

“Al enterrarse de esas denuncias salió en retaliación a acusar al gobernador Edwin Besaile”, dijo Garzón Roa, al insistir que su defendido tiene en su poder pruebas que demuestran como frenó pagos presuntamente irregulares que dejó proyectados, Alejandro Lyons por unos 30 mil millones de pesos.

Según el profesional del derecho, los dineros iban a ser pagados a personas allegadas a Lyons.

Como parte del acuerdo de cooperación con la Fiscalía, Alejandro Lyons se comprometió a entregar información puntual sobre la presunta participación de su sucesor en el plan para seguir robándose el departamento.