Hombre que apuñaló a su esposa y mató a sus dos hijas podría quedar en libertad

En 2011, Ricardo Enrique González Tovar apuñaló 26 veces a su esposa Luz Stella Forero y a sus hijas de 15 y 10 años, Natalia y Sofía. A pesar del crimen, seis años después, Forero, la única de las tres que sobrevivió, denunció que González está a punto de salir de la cárcel.

La historia es así. El 21 de junio de 2011, hace poco más de seis años y un mes, González le pidió a Forero una última oportunidad para no divorciarse. Pero, como la mujer le dijo que no, González arremetió contra ella y contra sus dos hijas. En el ataque murieron las dos menores, mientras que Forero sobrevivió “milagrosamente”, como cuenta. Los hechos ocurrieron en Puerto Salgar, Cundinamarca.

Después de que se presentara el crimen, González, que intentó suicidarse, fue enviado a la Cárcel Modelo. Pero Forero explica que en La Dorada se tomaron casi cuatro años para dictar la sentencia de 45 años de prisión y que, luego de que fuera tomada la decisión, los familiares de González apelaron.

“El Juzgado Penal del Circuito de La Dorada demoró 3 años y 10 meses para dar la sentencia de 550 meses de prisión. Este fallo fue apelado por la familia aduciendo una demencia temporal y fue asignado el 27 de mayo del 2015 a la Sala Penal del Tribunal Superior de Manizales al magistrado Antonio Toro Ruiz, quien aún no se ha pronunciado”, cuenta Forero en un mensaje difundido en redes sociales.

Ante el paso de los años en este caso, la defensa de González solicitó a un juez de La Dorada que decidiera si González podía, o no, salir en libertad provisional. Y el fallo resolvió que, debido a que no se ha proferido una decisión en segunda instancia y a que según la sentencia de la Corte Constitucional C 211 – 17 la duración máxima de las medidas de aseguramiento privativas de la libertad a un año, se le debe conceder a González “la libertad provisional, dentro del proceso que se le sigue por los delitos de homicidio agravado y otro”.

Por eso, Forero se cuestionó con dureza a la justicia: “Han durado seis años para declararlo culpable y sale una nueva ley y en menos de 15 días le dan libertad. ¿Cómo es posible que a un señor que asesinó a sus propias hijas, de 15 y 10 años, e intentó asesinarme, le resuelvan su libertad en menos de un mes y que a mí la ley no me proteja?”.

TOMADO DE EL ESPECTADOR