Hugo, el Siri de las personas sordas que traduce cualquier conversación a lengua de signos

La App Hugo.

Cada vez existen menos barreras para la comunicación. No ya solo gracias a esas videoconferencias que reducen a la nada una distancia miles de kilómetros o las ‘apps’ de mensajería que permiten tener una conversación al instante.  Se trata también de las innovaciones que tienen por objetivo hacer más fácil la vida de grupos concretos de usuarios, como la comunidad de personas con discapacidades auditivas.

Ahora, una simpática aplicación derriba barreras haciendo más fácil la comunicación entre personas sordas y no sordas como si fuera un Siri, el asistente de voz de Apple. Y lo hace con un avatar que encandilará a muchos.

Se trata de Hand Talk, una ‘app’ que convierte en lenguaje de signos las frases pronunciadas por un hablante.  El encargado de mover los brazos y hacer gestos para traducirle a la persona con problemas auditivos es Hugo, un avatar 3D que se encarga de transmitir los mensajes.  De esta forma, con solo un ‘smartphone’ o una tablet de por medio, la comunicación fluye sin problemas. Y no hay que preocuparse por la visibilidad, porque para ello Hugo tiene las manos bien grandes y los brazos muy largos. Los dedos, además, son finos para que la comprensión de los gestos sea todavía más sencilla.

Detrás de Hand Talk se encuentra el brasileño Ronaldo Tenório, un publicista considerado como uno de los jóvenes más prometedores de su país según la revista Forbes. Tenório montó la empresa junto a sus amigos Thadeu Luz y Carlos Wanderlan, arquitecto y programador, respectivamente. La ‘app’ ya ha ganado varios premios de emprendimiento en Brasil.

Todo comenzó en 2008, cuando Tenório aún estaba estudiando en la facultad. Para un trabajo, tenía que desarrollar un proyecto de producto. Aprovechando el bagaje que tenía de unos estudios de Informática que nunca terminó, creó un sistema de traducción para ordenadores. Con los años y el desarrollo de las ‘apps’ móviles, este joven del estado de Alagoas (en el noreste de Brasil) rescató aquel proyecto académico para ponerlo en marcha.

Tras descargar Hand Talk, la persona sorda solo tiene que poner el ‘smartphone’ o tablet a la altura de la cara del hablante. En cuanto aparece el mensaje “Habla para traducir”, la ‘app’ comienza a funcionar: el interlocutor habla y Hugo transforma sus palabras en lenguaje de signos. También es posible escribir mensajes de hasta 140 caracteres y esperar a que Hugo los procese y los traduzca a gestos. Además, es posible mostrar una imagen con texto, como la primera página de un periódico, y esperar a que Hugo haga sus movimientos.

Detrás de Hugo hay un complejo trabajo de ingeniería, ya que todos los gestos de este avatar deben ser exactos, como si los realizara una persona de carne y hueso. Cada palabra es introducida manualmente y asociada a una animación en 3D. Para ello, el equipo cuenta con la ayuda de una asociación de personas sordas de Maceió, la capital de Alagoas. Por el momento, solo está disponible este avatar masculino, pero Tenório espera en el futuro introducir varios modelos de género y raza.

De momento, más de un millón de personas se han descargado la aplicación en Brasil. En el país hay unos 10 millones de personas con discapacidades auditivas, un 5 % de la población aproximadamente (de un país en el que viven más de 206 millones de personas), así que la cantidad de usuarios no es desdeñable.

Además, la empresa cerró un acuerdo con Uber, para que aquellos que tengan la ‘app’ descargada tengan un pequeño descuento en su primer viaje. El éxito de Hugo ha llegado incluso a las aulas, y es que la aplicación está presente en las tablets para escolares que entrega el Ministerio de Educación.

Su expansión es tal que hace unos meses ayudó a un médico a salvarle la vida a una niña de 13 años con problemas auditivos. El doctor la calmó y, gracias a Hugo, pudo saber que le dolía mucho la cabeza. Tras unas pruebas, supo cuál era su problema y la salvó sin problemas.

La ‘app’ es gratuita, pero la idea del equipo es obtener beneficios mediante servicios para empresas, haciéndolas más accesibles o traduciendo las partes auditivas de sus páginas web. De hecho, tienen un proyecto web, Amigo do Surdo, que funciona como un buscador de todas las páginas brasileñas en las que se puede utilizar a Hugo.

Un mundo de posibilidades para los sordos No obstante, y a pesar de su éxito, Hand Talk no es la única ‘app’ creada para mejorar la comunicación de las personas sordas. Visualfy, por ejemplo, cambia las notificaciones de tu ‘smartphone’ para que, en vez de identificarlas por un sonido concreto, se distingan por un zumbido en especial o una marca visual.

También hay otras aplicaciones que no nacieron con la intención de cubrir esa necesidad, pero que han sido adoptadas por la comunidad, como es el caso de Glide, una ‘app’ de mensajería en vídeo que ha tenido mucho éxito entre las personas con deficiencias auditivas de Israel o Estados Unidos.
De momento, Hand Talk solo puede traducir del portugués de Brasil al lenguaje de signos nacional. Está en constante actualización para introducir nuevo vocabulario.

Por supuesto, sus promotores no descartan su expansión internacional: “Queremos provocar el mismo impacto en otros países que aún no tienen una tecnología como la nuestra”, ha dicho Tenório en alguna entrevista. Desde luego, hay muchas lenguas y muchas personas a las que facilitar su comunicación (360 millones con algún tipo de problema auditivo, según la Organización Mundial de la Salud). Y Hugo estará encantado de servir de intérprete.

Tomado de Cooking Ideas.