Indignación por mural que borraron en la Gobernación de Córdoba

Monteria. Andrés Castillo Forero, en 1990 le dio a Montería un regalo único e inigualable, un mural en donde plasmó vida, color, naturaleza y arte. La pintura representaba una hicoteas una de las especies más representativas de Córdoba.

Este mural fue premio nacional a la cultura en artes plásticas, era muy representativo para la región y el departamento y de la noche a la mañana aparece borrado de las paredes aledañas a la Gobernación de Córdoba.

Esto ha generado indignación y tristeza, ya que por muchos años el mural acompañó a los cordobeses y se había convertido en patrimonio de los cordobeses. Ni la Gobernación ni la Secretaría de Cultura responde aún por la desaparición del mural.

El mural no pertenecía a la Gobernación, era de toda la comunidad, no tenían autorización para borrarlo.