Joven murió cuando le quitó seguro a una granada para tomarse una selfie

El joven, al parecer, pensó que el artefacto estallaba al impactar contra alguna superficie, dicen las autoridades.

Alexander Chechik, de 26 años, estaba en su auto cuando agarró el explosivo para fotografiarlo y difundirlo entre sus contactos de redes sociales.

A sus amigos les pareció sospechosa la imagen y le preguntaron si estaba bien. Mensaje que nunca respondió, pues la granada estalló en su regazo y le quitó de inmediato la vida.

Policía rusa atendió el llamado de los preocupados amigos. Sin embargo, al llegar al lugar, se encontraron con la sangrienta escena y el cadáver escalofriantemente afectado por la pólvora.

La hipótesis de las autoridades es que ‘Sasha’ creía que la granada solo estallaba con el impacto y no quitándole la espoleta. Descartan un suicidio.

 

Vía; Noticias Caracol