Joven sufrió graves daños en sus ojos por usar el celular con el máximo brillo

Una mujer taiwanesa, de apellido Chen, terminó “con más de 500 orificios en sus córneas” porque durante 2 años usó el brillo demasiado alto en la pantalla de su teléfono móvil.

Hong Qiting, experto en oftalmología, aseguró que la mujer estuvo expuesta a más de 625 lúmenes de brillo, es decir, más del doble de lo recomendado (300 lúmenes), informó International Business Times.

Según el explicó el especialista de oftalmología de la Universidad de Pingtung Fuying al citado medio, con esa intensidad era como si la joven hubiera “cocinado” sus ojos “en un horno microondas”.

Sobre por qué Chen utilizaba el celular de esa manera, el medio indicó que todo empezó cierto día cuando había mucho sol en la calle: al salir de su oficina, ella le activó todo el brillo al teléfono para ver con claridad.

Y cuando la joven llegó a su casa, a ella se le olvidó bajarle el brillo al celular y continuó viéndolo la pantalla del mismo de esa manera hasta acostumbrarse, agregó el portal.

En marzo del año pasado, Chen se dio cuenta de que algo andaba mal con sus visión, pues sentía demasiada irritación en sus ojos por lo que usó unas gotas para aliviar la molestia, pero como esto no la ayudó, se dirigió a un hospital.

De acuerdo con el medio estadounidense, allí descubrió que sufría conjuntivitis y que la agudeza visual de su ojo izquierdo había caído al 60% y la del derecho, al 30%.

Actualmente, Chen se encuentra bajo tratamiento médico y, aunque su situación ha ido mejorando lentamente, el especialista dice no podrá recuperar la vista por completo, concluyó el medio.