Jóvenes cordobeses diseñan impresora 3D a bajo costo

La impresión 3D es una realidad gracias a la iniciativa de jóvenes emprendedores que con entusiasmo y disciplina han logrado mostrar el talento que tienen los cordobeses en temas de tecnología.

Es el caso de Luis Carlos Aycardi, Humberto Tuiran, y Lus Gabriel Quinceno, estudiantes de ingeniería mecánica y sistemas de la Unversidad de Córdoba, quienes han venido desarrollando proyectos de impresión 3D en el departamento de Córdoba.

Luis Carlos Aycardi y Humberto Tuiran, son los primeros cordobeses en desarrollar una impresora 3D de gran formato y a bajo costo, producto de su proyecto de grado titulado, Diseño y Construcción de una impresora 3D CoreXY, con tecnología FFF basada en arduino, vale la pena resaltar que a través de de las impresoras fabricadas , han incursionado en el mundo de la arquitectura con la fabricaciones de maquetas de plásticos tipo lego, que facilitan el marketing de las iniciativas arquitectónicas y de la misma manera disminuyen el tiempo de entrega de las maquetas utilizadas en estos proyectos.

Estos emprendedores quieren convertirse en grandes proveedores de impresoras 3D a la medida en el país. De hecho, en estos momentos ya tienen una empresa constituida que fabrica impresoras 3D y que colabora con una compañía española, aportándole los diseños para que estas máquinas puedan ser construidas a menos costo en España.

Por su parte Luis Gabriel Quinceno, estudiante de ingeniería de sistemas, es un joven inquieto por la tecnología, que desde hace mas de un año ha venido incursionado en el mundo de la impresión 3d, realidad virtual y aumentada y desarrollo de aplicaciones móviles, quien con el apoyo de los procesos liderados por la Dirección Tic de la Alcaldía de Montería, ha encontrado en Vivelab el espacio perfecto para hacer realidad su emprendimiento.

Vale la pena resaltar que de una u otra forma el posicionamiento de las tecnologías emergentes en el departamento, se debe al trabajo colaborativo de nuestros emprendedores, situación que reconoce Luis Gabriel, al citar que en algunos casos ha contado con la asesoría de Luis Carlos y Humberto para el desarrollo de proyectos, debido al conocimiento en ingeniería mecánica que poseen, escenario que común a nivel mundial y que le conoce como coworking.