Juan Camilo Andrade, el colombiano que es jefe de prensa del Real Madrid

El talento no acompañó las ganas que tenía Juan Camilo Andrade de ser futbolista. “Era un pata’e palo en los campos”, dice el bogotano, que jugó como arquero en una escuela de la capital y también en varios recreos en su colegio, el Rochester, para luego comenzar su carrera como comunicador social y periodista en la Universidad de la Sabana.

Cuando estaba en el colegio, se pasaba las tardes apuntando en un cuaderno los resultados de la liga: hacía la tabla de posiciones de los equipos, de goleadores y arqueros menos vencidos. Por radio oía todos los partidos y en televisión veía los pocos que pasaban. Los fines de semana le rogaba a su papá para que lo llevara al estadio El Campín a ver a Millonarios, equipo del que es hincha en Colombia. No le dieron mucho gusto, así que cuando creció, se escapaba de su casa, con un amigo, para ir a alentar al equipo. Luego, cuando tuvo sus propios recursos, fue a todos los partidos en los que Millos oficiaba como local.

En 1998, con 17 años, sus abuelos lo invitaron a Europa. En Madrid hicieron un recorrido que, curiosamente, no pasaba por el Santiago Bernabéu —estadio del Real Madrid—, así que convenció a la guía para que cambiara el recorrido y el bus los dejara al frente de la cancha. Conocieron el mítico escenario deportivo. Fotos con las copas, en el terreno de juego con las gradas azules de fondo y luego una parada técnica en la tienda. Juan Camilo arrasó con todo. Compró camisetas, sacos, relojes, bufandas, esferos, balones, todo con el logo del equipo que más le gustaba en el mundo, después de Millonarios.

Como requisito para poder graduarse en la Universidad de la Sabana debía hacer una práctica profesional. Gracias a que hablaba inglés perfecto y había demostrado ser un excelente alumno, consiguió la práctica en CNN, en Atlanta. Le fue muy bien y se graduó. Luego viajó a Madrid a hacer un master en periodismo deportivo y tuvo que cumplir unas horas de trabajo en Real Madrid TV. Fue periodista, presentador y hasta editor de video.

En junio de 2011, mientras estaba de vacaciones en Colombia, en una finca que tiene su familia en Honda, Cundinamarca, lo llamaron para ofrecerle que se incorporara al departamento de comunicaciones del primer equipo. Él y su familia no olvidan el grito que pegó una vez colgó la llamada. “No lo podía creer”, afirma. Desde que llegó, se entendió muy bien con el entrenador José Mourinho y con cada uno de los galácticos. Iker Casillas, Sergio Ramos, Marcelo y Gonzalo Higuaín, los capitanes del Madrid en ese momento, también lo respaldaron.

Gracias a su trabajo y compromiso, poco a poco se fue ganando un espacio en el departamento de comunicaciones del club, hasta llegar al cargo que desempeña hoy, siendo el jefe de prensa del primer equipo. “Soy el responsable de dirigir las ruedas de prensa, ya sea del entrenador, de los jugadores o del presidente; llevo las relaciones del club en materia de comunicaciones con la UEFA y la FIFA, así como con la Liga española u otras organizaciones que estén involucradas en los torneos o partidos que disputamos”, dice Juan Camilo, quien también es el encargado de gestionar todos los pedidos de entrevistas que tienen el cuerpo técnico y los jugadores, todas las acciones comerciales en las que están involucrados medios de comunicación y por supuesto todas las actividades de medios previas y posteriores a los partidos. Actualmente está en Estados Unidos, en donde el primer equipo del Madrid está haciendo su pretemporada. Cuando comience la competencia, deberá viajar a todos los lugares que el plantel lo haga.

De niño soñó con ser futbolista y codearse con los mejores del mundo y ahora, de alguna manera, está cumpliendo eso, pues día a día habla, como un amigo más, con las grandes figuras del club más ganador en la historia del fútbol, como Zinedine Zidane, Cristiano Ronaldo, Sergio Ramos, Luka Modric o Toni Kroos. “Son grandísimas estrellas, pero sobre todo son seres humanos espectaculares, de los que hay que aprender día a día. El sacrificio, el esfuerzo, la lucha, el constante deseo de superación que tienen es y debe ser un ejemplo para todos los que hacemos parte del club”.

En Madrid es feliz. Se casó hace cuatro años con la española Cristina Provencio, quien es la corresponsal del Canal Caracol en el país ibérico. Disfruta no sólo de su trabajo, sino de todo lo que rodea a una gran ciudad. Claro que espera algún día poder poner en práctica en clubes de Colombia todo lo aprendido en el Real Madrid. Es un tipo muy familiar, así que estar lejos de los suyos no es algo sencillo, por más que esté en un lugar en el que muchas personas en el mundo quisieran estar. Con la partida de James Rodríguez, Juan Camilo y Mateo Figueroa (Fundación Real Madrid) son los únicos colombianos que hacen parte del cuadro merengue.

TOMADO DEL ESPECTADOR