Juez envía a la cárcel a joven acusada de rapto de una bebé pero su tía quedó en libertad

Por solicitud de la Fiscalía General de la Nación de no imputarle cargos, la enfermera Erika Arrieta, quién es tía de la mujer que intentó robarse una bebé el domingo de la semana anterior quedó en libertad inmediata.

Entre tanto, Wendy Arrieta Lara, fue enviada a un centro de reclusión de la ciudad de Montería por orden de un juez de garantías.

Este caso ocurrió en el hospital San Jerónimo de Montería. A Erika Patricia Arrieta Montes le concedieron libertad pero seguirá vinculada a la investigación.

Como se recordará, ambas fueron capturadas en flagrancia por la Policía en Chinú lo que permitió la recuperación de la recién nacida, hija de una pareja de cordobeses pero que reside en el vecino municipio de Caucasia, Antioquia.