La apnea del sueño y su relación con los ronquidos

Apnea
Comparte en tus redes sociales.
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

La apnea obstructiva del sueño (AOS) se presenta cuando la respiración se detiene mientras usted se está dormido y ocurre porque las vías respiratorias están estrechas o bloqueadas parcialmente.

“Esta disminución de la oxigenación a los tejidos, se da producto de que no hay suficiente aire hacia el organismo. En los niños se puede revelar por problemas cerebrales o problemas obstructivos desde las vías respiratorias superiores causadas por la obesidad o grasa en el cuello, por cuello corto, amígdalas o incluso por una mala postura”, explicó Santiago Rojas, médico asesor en descanso para Americana de Colchones.

Este trastorno común, en el 4 por ciento de la población en general, se manifiesta cuando la persona que lo sufre hace una o más pausas en la respiración o tiene respiraciones superficiales durante el sueño.

Por eso el médico asesor, recomienda realizarse un examen que se llama
Polisomnografía, que consiste en la recogida de una serie de variables fisiológicas durante el sueño y con el cual se puede confirmar si se padece o no el trastorno.

Sin embargo, aconseja algunas medidas para evitar o ayudar a combatir la apnea del sueño. “Bajar de peso es muy importante, tener un buen colchón, el ideal sería es el cero gravedad, sino dormir del lado izquierdo, con una almohada especial, no comer pesado las dos últimas horas antes de acostarse, tener la nariz destapada, tener una postura ideal y sobretodo ser valorado por un profesional”.

La apnea del sueño, ronquidos peligrosos
Un ronquido intenso y entrecortado en muchas ocasiones puede ser motivo de un comentario jocoso entre los amigos y familia del roncador, sin embargo, esta incómoda situación puede tratarse de un problema llamado: Síndrome de Apnea del Sueño.

Este tipo de enfermedad está relacionada con un ronquido intenso seguido de paradas. Las apneas suponen un cese transitorio de la respiración y no deben de confundirse con la parada cardiorrespiratoria, ya que durante las apneas el corazón continúa latiendo.

Según Santiago Rojas, asesor en descanso de Americana de Colchones, se aconseja dormir entre 7 y 8 horas seguidas durante la noche y crear un ambiente adecuado para el descanso como una habitación tranquila, oscuridad, comodidad, sin aparatos electrónicos y evitar el consumo de cafeína, alcohol o hacer ejercicio al menos una hora antes de acostarse.

Síntomas más comunes:
 Cansancio permanente
 Poca capacidad de concentración
 Cefaleas matinales
 Estado de ánimo deprimido
 Sudores nocturnos
 Aumento de peso
 Falta de energía
 Pérdida de memoria
 Disfunción sexual
 Deseos frecuentes de orinar durante la noche