La bebé que habría sido abusada, fue dada a un familiar

Foto tomada de EL MERIDIANO.
Comparte en tus redes sociales.
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Raiza Paola Moreno Herrera y su pareja Jair Hernández Flórez son los padres de la menor de tres meses que al parecer fue abusada y falleció en Soledad, Atlántico.

Los esposos oriundos de San Carlos, Córdoba, viajaron hasta ese lugar para hacer los trámites respectivos para la entrega del cuerpo.

Ellos contaron que luego de tener a la menor y al parecer por razones económicas, se la entregaron a una prima de Jair de 41 años que quería tener una hija.

Isabel Plaza es la madre adoptiva de la pequeña que la llevó a la clínica  Los Almendros por una ‘dificultad respiratoria’ y el médico de turno se dio cuenta que las partes íntimas de la niña estaban maltratadas. La bebé sufrió un infarto que le produjo el deceso.

Ahora los padres biológicos le piden a las autoridades que investiguen este hecho tan lamentable.