La campaña sucia que ensombrece la consulta anticorrupción

El desangre de la corrupción ha implicado que los responsables de estos delitos, los corruptos, se están llevando entre $40 y $50 billones de los presupuestos nacionales, departamentales y municipales, de acuerdo a lo advertido por la Contraloría General de la República.

A propósito de esta problemática, un grupo de ciudadanos –liderados por la senadora Claudia López Hernández y la representante Angélica Lozano– promovieron la tan sonada consulta anticorrupción que busca establecer nuevas costumbres políticas y judiciales para combatir este mal.

Serán entonces los ciudadanos los que decidan si aprueban la consulta el próximo 26 de agosto, día en que la iniciativa llegará a las urnas con siete preguntas encaminadas a castigar con contundencia a los corruptos.

Paradójicamente, mientras la consulta promueve hasta una significativa reducción del salario de los congresistas y ministros, en redes sociales han empezado a circular noticias falsas para desvirtuar el objetivo del proceso electoral.

Las fake news señalan la posibilidad de reducirles el salario a todos los servidores públicos, algo que no está contemplado dentro de la consulta. También han advertido que ésta es parte del castrochavismo.

“Ya circulan mentiras sobre la consulta anticorrupción como que bajará salarios a jueces o trabajadores públicos, o que es en beneficio de alguien o es castrochavismo”, alertó la senadora Claudia López.

Y agregó: “Por favor no envenenen una causa que es de todos y en beneficio de todos. El próximo 26 de agosto debemos decir siete veces sí”.

A su turo, la representante Angélica Lozano dijo que la campaña “más sucia de la historia” apenas comienza.

“Calumnias, calumniad que algo queda. Parece que la campaña más sucia de la historia apenas comienza y es contra la consulta anticorrupción”, indicó.

Y continuó: “Somos un país especial. Seguiremos pedaleando a pesar del odio y el apego a privilegios y al abuso de poder”.

Lo cierto es que tanto el Gobierno entrante como el saliente se han mostrado partidarios de acompañar la consulta que está a dos meses de llegar a las urnas.