La conmovedora historia de la canción ‘Mamá, dónde están los juguetes’

Comparte en tus redes sociales.
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Mamá, ¿dónde están los juguetes? Mamá, el niño no los trajo.
Será que no vio tu cartita. Que pusiste en la noche, sobre tus chancletitas.
Mamá, hoy me siento muy triste. Mamá, el niño no me quiere.”

Esta es una de las letras más populares de una canción que por años se ha convertido en insignia para muchos colombianos, sobre todo para dar paso a la celebración de Navidad.

¿Y es que quién no ha llorado faltando cinco para las doce con esta canción? Raquel Castaños, cantante y actriz venezolana, intérprete de la popular melodía, habló con La FM y explicó lo que sintió al grabar la canción.

“Yo tendría cinco o seis años cuando grabe esa canción, pero yo no quería hacerlo porque me parecía muy triste. Yo le preguntaba a mi mamá por qué lo tenía que hacer; me daban ganas de llorar y no quería cantarla”, aseguró Castaños.

En esta nostálgica melodía, escrita por el maestro Oswaldo Oropeza, son protagonistas una madre y su hijo, quien llegada la Nochebuena le hace la pregunta por sus juguetes. La madre le contesta al pequeño que quizás había hecho algo malo y por eso no había recibido regalos de Navidad, mientras la canción se escucha al fondo.

“Me satisface mucho que la canción haya tenido tanto éxito y haya llegado a tantos países a pesar de que es una canción muy afligida”, dijo la cantante.

Sin embargo, para Raquel esta letra es una triste realidad que para este año deben vivir miles de sus compatriotas en Venezuela.

“Cuando yo grabé la canción no era una Navidad ni una época triste en Venezuela, pero actualmente esta canción sí es para todo el país porque ¿cuántos niños se van a quedar sin juguetes, sin cenar el 24 de diciembre, porque no hay ni siquiera el plato tradicional que es la hallaca que tiene tantos ingredientes? ¿Con qué lo va a comprar la gente?”.

Castaños recalcó con nostalgia que no es una buena época para Venezuela debido a la crisis de escasez de alimentos, servicios de salud, educación, entre muchos otros que viven a diario los ciudadanos del vecino país.

“Aquí esto es una pobreza y miseria impuesta; esto es humillación para todos en el país. Me da mucha tristeza porque no hay juguetes, ni mucho menos comida para los niños y las familias”, señaló Raquel.

Y es que a pesar de que la canción fue todo un éxito en 1962, desde ese momento no se ha dejado de escuchar en cientos de hogares.

Por su parte, Castaños no ha dejado de cantar y ha grabado más de 30 discos de larga duración, casi todos tradicionales y baladas con composiciones suyas.

Ha participado en festivales como Viña del Mar, La Voz de Oro, Festival de la Luna y Festival Internacional de Caracas, además se ha llevado todos los premios del espectáculo venezolano como el Guaicaipuro de Oro, el Mara de Oro, Ronda y Meridiano de Oro.

Tomado de: La FM.

Ver video de la canción.