La Iglesia celebra con esperanza el acuerdo final de Paz

Estudiantes que participaron en la conferencia.

En días anteriores se desarrolló en la Universidad Pontificia Bolivariana Seccional Montería el "Seminario Problemas Contemporáneos de las prácticas Religiosas" y uno de los conferencistas invitados es el padre y abogado, Darío Echeverri, Secretario Nacional de la Comisión de Conciliación y miembro de la Comisión de Paz de la Iglesia Católica.

“Teología y política. Participación de la Iglesia en el proceso de paz y posconflicto en Colombia” fue el panel que tuvo a su cargo el padre Darío Echeverri en la mañana de este jueves, a propósito del acuerdo final y definitivo que firmó el Gobierno y las Farc.

Sacerdote Darío Echeverri.
Sacerdote Darío Echeverri.

El padre Darío Echeverri habló con los estudiantes de la UPB y los medios de comunicación de la ciudad de Montería, sobre la histórica negociación para poner fin al conflicto con la guerrilla. “Yo creo que al país la noticia lo cogió de sorpresa, pero indudablemente la voz que sale, por ejemplo de la Iglesia, es que celebramos con esperanza este documento del acuerdo final” expresó el sacerdote.

El Secretario Nacional de la Comisión de Conciliación considera que es necesario que el Gobierno empiece ahora a deslumbrar un horizonte en el cual haya espacios de diálogos para todos los factores armados ilegales. “La paz o es de todos y con todos o no hay paz.

Cuando remarco el ‘con todo’ es con todos los factores reales de poder. Quedan muchas causas generadoras de violencia que hay que superar” indicó el padre Echeverri.

“El país ha pensado que las Farc es el gran problema del país y no, el gran problema que hay que desmontar y no con diálogos sino combatir, es la corrupción”: Padre Darío Echeverri.

El proceso de negociación entre el Gobierno y las Farc es ahora referente útil y valido para otros conflictos que se dan en el mundo, pero el tema de las víctimas es sin duda el punto diferenciador de este proceso. “En ningún otro conflicto se ha dado esa experiencia de que en medio de la negociación, víctimas y victimarios, se encuentran y se miran a los ojos.

Desafíos del Gobierno

Los grandes desafíos que vienen ahora para el Gobierno no es solo conseguir el dinero para la implementación de los acuerdos, según el padre Darío Echeverri el gran desafío es reconciliar al país y ofrecer los mecanismos para que la polarización pueda encontrar causas de acercamiento. “Ahora le corresponde al Gobierno tender los puentes para que los que se han polarizado encuentren causas para la unidad” expresa el Secretario Nacional de la Comisión de Conciliación.

Las víctimas

Para el padre Echeverri las víctimas están llamadas a ser el centro de la implementación de los acuerdos y de esa justicia especial para la paz que surge ahora. Las víctimas tienen que estar presentes en la Comisión de la verdad. “La Iglesia ayudó a que el tema de las víctimas se colocara como el fiel de la balanza en la negociación con las Farc. De cara al futuro, si las víctimas no son debidamente tenidas en cuenta, la negociación que se firme con las Farc no le aportará mucho a la construcción de una Colombia reconciliada y en paz” asegura el sacerdote.

Según Darío Echeverri, las víctimas deben estar en el corazón de todos y asegura que “el Papa Francisco, en su venida a Colombia el año entrante, lo primero que va a preguntar es ¿las víctimas han sido debidamente tratadas en la implementación de los acuerdos? Para el Papa las víctimas están en el centro de su corazón y ojalá lo esté también para el Gobierno, para las Farc y para los colombianos”.

En los primeros días de septiembre, en la Conferencia Episcopal, estarán presentes los veintitrés sacerdotes de las veintitrés veredas de concentración y de regularización que hay en el país. Se van a reunir y van a prepararse para prestar el mejor acompañamiento posible a las comunidades que quedan desprotegidas, a los miembros de las Farc que se desmovilicen y concentren, y también a los veedores de la comunidad internacional.