La modelo webcam que antes fue monja, reveló que a sus hijos le hicieron bullying en el colegio

Yudy Pineda, la joven modelo webcam de 28 años, quien además es madre de dos pequeños (un niño y una niña), se entrevistó con el medio digital Pulzo, donde reveló que tuvo que hablar sin tapujos del tema con sus dos hijos.

Según contó el medio, varios compañeritos de colegio de sus hijos ya se habían enterado de que ella aparecía desnuda en un video, y amenazaban con avergonzarla públicamente y hasta en las Redes Sociales.

“Los amiguitos de ellos les dijeron: ‘Vamos a ‘carteliar’ a su mamá en Facebook con un video que ella hizo, y hay un poco de viejas ahí. ¿No lo han visto? Nosotros se lo vamos a mostrar’”, explicó la modelo a Pulzo.

Pineda dice que cuando sus hijos le preguntaron por eso, ella no tuvo otra opción que explicarles en qué consistía su trabajo.

“Primero les mostré lo del modelaje. Les dije: ‘Yo hago esto. Yo me desnudo’. Y les mostré cómo se manejaban los dildos y todo eso. Pero les dije que la mamá no estaba haciendo nada malo, que no es prostitución y que ningún hombre me está tocando”.

Aunque su hija lo asimiló rápidamente, incluso hasta el punto de salir en su defensa, la situación fue un poco más complicada al momento de hablar con el niño.

“Con el niño fue diferente. Porque me dijo que le estaban diciendo que yo no hacía sino mostrar el culo. Le dije: ‘Yo hago esto, esto y esto’. Sí se quedó unos días como ‘maluquito’, pero ya está más relajadito”, contó Pineda.

El caso de Yudy se conoció en días pasados en una noticia publicada por Caracol Radio, en donde manifestó que es oriunda de Ituango pero criada en Urabá.

Dijo además que le tocó vivir una dura época de violencia muy dura, pero finalmente, a sus diez años, encontró en la religión un refugio al ingresar a un convento porque se sentía convencida de que quería ser monja.

“Me fui para Urabá. Soy muy católica. Demasiado. De hecho, cuando me fui para Urabá, estuve en un colegio que visitaban las monjas y decidí entrar a esa vocación”, dijo Yudy.

Sin embargo, conoció a un hombre que dictaba catequesis a los niños del que terminó enamorada; y fue por él, por quien decidió dejar la vocación, pues sentía que no estaba haciendo lo correcto.

Yudy Pineda. Foto: Instagram

Después de un tiempo a Yudy cuenta que una amiga le recomendó ser modelo webcam ya que era un negocio muy rentable y que le iba a generar mucho dinero. “Me dejé convencer”, rememoró Pineda.

“Conocí a una de las personas que llevan más de 10 años en la industria, asesorando y profesionalizando a las modelos”, contó la modelo.

Foto: Caracol Radio

De todas formas, dice, sigue firme con la religión, no falla a misa los domingos y tiene claro que lo primordial es sacar adelante a su familia así tenga que seguir exhibiendo su cuerpo.

La verdadera razón por la que Pineda se dedica a este oficio son las ganancias que obtiene: unos 8 millones de pesos, aunque a eso hay que quitarle los diezmos que paga religiosamente.