Los Meme-Books, cuadernos con memes políticos que son un éxito en las ventas

Se podría decir que por las carátulas de los cuadernos han pasado casi todos los personajes: superhéroes, dibujos animados, series de televisión, futbolistas, modelos, actores, influenciadores en Redes Sociales, entre otros. Sin embargo, la idea de que un político adorne estas tapas no había sido considerada hasta el momento.

Sebastián Alberto Solano Rodríguez, creador de los Meme Books. Foto: Portafolio

Al menos no aprovechándose de las salidas en falso de nuestros representantes en las instituciones públicas para hacer humor y convertirlos en Meme Books. Esa fue la idea de Sebastián Alberto Solano Rodríguez, estudiante de ciencia política de la Universidad Javeriana.

Sebastián aprovechó la polémica que generan las portadas de algunos cuadernos por esta temporada para hacer una parodia e involucrar a los jóvenes con los asuntos públicos a través del humor político.

“Desde mi posición como politólogo y ciudadano comienzo a hacer una reflexión sobre cuáles han sido las embarradas de nuestros políticos y funcionarios públicos y comienzo a plasmar y a inmortalizar estos momentos en unos cuadernos”, comenta Sebastián sobre cómo inició.

Es un emprendimiento que nació el 3 de enero de 2019 y hoy es furor en Redes Sociales gracias a que en poco tiempo los Meme Books se volvieron virales.

“Eso fue un proceso de improvisación que por fortuna salió como esperaba. Cuando hice los cuadernos estaba de vacaciones en Villavicencio y cuando llego a Bogotá ese mismo día logro montar unos 30, un proceso que saqué en una sola tarde con el apoyo de mis familiares”, añade.

Los cuadernos vienen en tres líneas: de una materia, de cinco materias y de siete materias. Foto: El Espectador

Los cuadernos vienen en tres líneas: de una materia ($15.000), de cinco materias ($25.000) y de siete materias ($30.000). “No es muy elevado el valor, ya que están sobre el costo de los que ya circulan en el mercado”, precisa Sebastian.

Según cuenta, ha sido tanto el pedido de sus diseños que tuvo que limitar el número de órdenes a 300, pues su capacidad operativa es aún reducida.

“Mi objetivo no es realizar un ejercicio comercial, es generar conciencia y polémica dentro de la opinión pública y por eso he decidido limitar los pedidos a 600 cuadernos. Este es un ejercicio de producción que es realizado en casa y, además, hay otras responsabilidades laborales y de estudio en las que quisiera estar enfocado, pero si estoy seguro que para la próxima temporada escolar diseñaré nuevos modelos para ampliar el marco de representatividad”, indica.

Las Redes Sociales han sido el punto a favor de los Meme Books, que hacen que prácticamente se vendan solos por su contenido político y porque están en línea con las conversaciones que allí se dan.

“En este momento los estoy entregando en la universidad, hay muchos clientes que son universitarios. En ocasiones voy estación por estación de Transmilenio y los entrego a las personas, entonces ha sido una actividad más recreativa que comercial”, puntualiza Sebastián, al tiempo que añade que también tiene clientes en los colegios.