Luis Alfredo Garavito, ¿el maestro del expolicía depredador sexual?

La Fiscalía General de la Nación entregó en las últimas horas detalles aterradores del modus operandi de Levith Aldemar Rúa Rodríguez, un depredador sexual y asesino en serie que tenía atemorizada la Costa Caribe del país. 

El fiscal del caso confirmó que Rúa había pagado siete años de prisión en la cárcel de máxima seguridad de Valledupar por abuso sexual. Durante su periodo de reclusión, el terrorífico hombre compartió celda con Luis Alfredo Garavito, considerado el mayor asesino y violador de niños en Colombia.
Ambos estuvieron en el mismo dormitorio por varios meses. Los perfiladores criminales ahora se dedican a la tarea de establecer si Garavito tuvo algo que ver con la reincidencia de Rúa como agresor sexual de mujeres.

El caso
A propósito del caso, un juez envió a una cárcel de Barranquilla al expolicía acusado de la violación y asesinato de la estudiante Gabriela Romero Cabarcas y sobre quien además pesan otros señalamientos de ataques contra mujeres.

La detención de Levith Aldemar Rúa Rodríguez ya había sido ordenada el pasado viernes acusado de secuestro agravado atenuado y hurto agravado en otro caso que involucra a una menor de edad de nacionalidad venezolana que fue violada.

Por el caso de Romero Cabarcas, el exuniformado fue acusado de feminicidio agravado, acceso carnal violento agravado, desaparición forzada agravada y hurto calificado agravado.

Durante la audiencia de hoy contra Rúa Rodríguez, el fiscal 11 de la Unidad de Reacción Inmediata (URI), Rodrigo Restrepo, facilitó detalles de la forma cómo este abordó a la joven a través de la red social Facebook, ofreciéndole trabajo como cuidadora de un niño.

El texto de la conversación por el chat de la red social, revelado durante la audiencia, muestra cómo Rúa Rodríguez contactó a la estudiante nueve días antes y la convenció de encontrarse con él en un centro comercial el 24 de noviembre, día en el que ella desapareció.

El exuniformado, quien se declaró inocente de los cargos imputados, fue trasladado a la cárcel del Bosque, en donde permanecerá mientras continúa el proceso judicial en su contra.

Rúa Rodríguez ya había purgado una condena de siete años por violación en la ciudad de Valledupar e incluso hay una denuncia de que atacó a una menor en el municipio de Ponedera, en el departamento del Atlántico, del que Barranquilla es capital, cuando se encontraba de permiso carcelario.

La directora de las Fiscalías en Atlántico, Ángela Bedoya Vargas, había declarado hace varios días que Rúa Rodríguez habría violado entre 9 y 10 mujeres en Valledupar y los departamentos de Sucre y Atlántico.

Mientras se celebraba la audiencia contra el exuniformado se llevaba a cabo el sepelio Romero Cabarcas, cuya madre, Luz Divina Cabarcas, reclama la máxima pena para el asesino de su hija.