Madre golpea brutalmente a su hija por una tableta electrónica

Una mujer de 23 años de edad, identificada como Belén Arzola y madre de dos hijas, ha causado indignación en Argentina y el mundo. La mujer gritó, agredió físicamente y amenazó con matar a su hija mayor, de tan solo tres años de edad, ya que no encontraba una tableta electrónica. “Dame la tablet o te mato”, le manifestó a la pequeña en un video que se ha vuelto viral.

El suceso tuvo lugar en una casa de la ciudad de Bahía Blanca, al sur de Buenos Aires, Argentina. La joven amenazó incluso con patear a la niña, hasta que en un momento la levanta del cabello, la lanza contra el suelo e incluso le da una patada.
La extrema violencia ha generado el repudio en las redes sociales. La abuela materna de las niñas interpuso la denuncia y utilizó el video como prueba; asimismo, pidió la protección de ambas. Entretanto, la madre no tiene la custodia y recibe asistencia psicológica.

La golpiza ocurrió en diciembre, pero desde antes de Navidad las pequeñas viven con sus abuelos paternos. Así lo confirmó Leticia Tamborindeguy, subsecretaria de Niñez de Bahía Blanca, quien agregó que “las niñas están bien”.

En el material se ve además a un bebé, quien sería hijo de otro padre. El mismo fue trasladado a una institución de niñez mientras se investiga su entorno familiar, a fin de identificar si alguien puede hacerse cargo de él.

Tamborindeguy aseguró que “la mamá está muy angustiada, reconoce lo que hizo”. La misma, quien tuvo una infancia marcada por la violencia de su padre, huyó de su casa y se refugió con su familia luego de que los vecinos se enteraran del hecho.

Según declaraciones recogidas por el diario argentino Los Andes, Arzola aseguró en su cuenta de Facebook que la pequeña “se lo merecía”.

“Mi hija me escondió la tablet y ustedes ni saben lo que hizo, así que no pueden hablar ni mucho menos opinar sin saber. Yo soy la madre y tengo derecho a mandar con mis hijas, y ustedes no se tienen que ni meter siquiera. Se lo merecía”.

“A mi no me van a quitar a mis hijas. Yo soy la madre y tengo derecho a estar con ellas, nadie me manda, sé lo que soy y no le tengo que pedir permiso a nadie”, puntualizó.