Maestros, ¡Abran los ojos!

El lodo público lanzado a los maestros hace unos días por el “Titiritero”, es el preludio de una sentencia anunciada y de todas las desventuras y vicisitudes que padecerían los maestros, de llegar a la presidencia el “Monito” títere, parecido al “Lalo” del ventrílocuo venezolano Carlos Donoso.

Miedo y hasta pánico debe causarle a los maestros las expresiones irrespetuosas y calumniosas de que han sido objeto por parte del “Titiritero” del títere candidato. Ante semejante atropello, es imperante una respuesta contundente y unificada de los maestros colombianos, que sabemos le va a doler mucho “al que sabemos”.

La “respuesta reina” al susodicho calumniador, por parte de los 350 mil maestros afiliados a FECODE, hay que dársela el 27 de mayo, previo compromiso de que cada maestro y maestra en defensa de su honor, dignidad y buen nombre, se COMPROMETA de verdad con 10 votos para la candidatura de PETRO PRESIDENTE.

Si hay una reacción inteligente y en defensa de nuestra estima, los maestros fácilmente podemos colocar tres millones quinientos mil votos, que sería una muy buena cuota electoral, que resultaría de multiplicar 350 mil por 10. No es tarea difícil ni imposible, es cuestión de voluntad y decisión, es cuestión de reclamar respeto no de palabra sino de hecho. Esta sería una gran bofetada democrática y electoral propinada a un “ilustre” irrespetuoso y deslenguado ventrílocuo de una caterva de títeres.

PETRO necesita obtener una copiosa votación capaz de contrarrestar cualquier intento de “chocorazo”, contrarrestar la podredumbre publicitaria de JJ Rendón, sobreponerse a las calumnias, al odio furibista y a las frenadas y paradas a las que invita el que se ufana de decir que está contra los gigantes; no obstante en un acto de clásico oportunismo trabaja para que en la segunda vuelta estén dos gigantes: el candidato de la derecha y el de la ultraderecha neofascista. Es decir: “sino coge a rambao coge a pelao”. Esta es una clásica avionada política . De su cuento con los gigantes Dr Barguil, “ni usted mismo se cree sus propias mentiras”. Queda claro que usted es de los que si sale cara gana y si sale sello también. Mire a ver si puede frenar o parar a Petro y diga cómo lo va hacer?

Al ilustre calumniador de maestros no lo conmueve nada de lo que se diga de el, su ética ya está muy desgastada, no lo eriza nada porque su humanidad está revestida de una piel más dura que “culo de sapo”; lo único que le duele es que se le destete del poder, y eso se logra con votos limpios y es lo que tenemos que hacer el 27 de mayo, atarugar las urnas con votos inmaculados para que PETRO sea el presidente de la Colombia Humana.

En esta partida electoral los maestros somos el No 10 , cada maestro con 10 votos para PETRO.

Recuerden siempre un aparte del Himno de Córdoba: “Hoy somos responsables de nuestro bien o mal”.