Marcha histórica e inmarcesible de valientes maestras y maestros de Colombia

Horacio Garnica Díaz. horagardiaz@hotmail.
Desde hace ya varias horas, desde diferentes partes de la diversa y bella geografía colombiana, miles de maestros y maestras, con pundonor y la moral erguida, pero sobretodo con arrojo y con la vigorosa decisión de no claudicar en sus justas y sensatas peticiones, marchan por las carreteras del país, dejando  a su paso por pueblos y ciudades los mensajes de sus protestas, con la esperanza de algún día encontrar eco en un pueblo como el colombiano, que en nada se parece al valeroso pueblo de Buenaventura.
Las Marchas tienen un hondo significado histórico según su propósito; memorables son las Marchas conducidas por los inolvidables y paradigmáticos luchadores: Martín Luther King y Nelson Mandela en aquellos tiempos idos; esas Marchas fueron un preludio a la independencia y a la libertad; las Marchas de hoy, hacia Bogotá donde llegarán el 6 de junio, protagonizadas  por un magisterio insumiso y sin genuflexiones, que ha decidido  jugársela el todo por todo en el Paro justo y razonable que realiza ,son Marchas que vigorizan y hacen corajuda la lucha con justa causa; son estratégicamente un preludio a la independencia, la libertad y la soberanía de la política educativa colombiana.
FECODE  y sus filiales y el magisterio colombiano monolíticamente unido, son reconocidos como una insignia de la lucha sindical por la defensa de una buena educación pública estatal como derecho fundamental; unos maestros y maestras con un mejor estatus económico, social e intelectual, y la debida protección social; unos estudiantes con todas las condiciones para hacer exitosa la enseñanza y el aprendizaje; una verdadera jornada única que no se encubra con la jornada extendida; un solo Estatuto Docente y otros importantes aspectos contemplados en el pliego de peticiones.
Felicitaciones a FECODE, a sus filiales y en general al glorioso magisterio de Colombia, porque está dejando una indeleble historia de lucha ejemplar, que de continuar así será exitosa.
Por: Horacio Garnica Díaz.
horagardiaz@hotmail.