Más que justicia, parece es una ‘cacería punitiva’

Toño Sánchez Jr.

Por: Toño Sánchez Jr.

El eslogan oficial de la Fiscalía General de la Nación en Colombia es: “Una Orden de Captura no se le niega a nadie”.

Con la tenebrosa práctica, al estilo de “ves fusilando mientras llega la orden”, la Fiscalía viene manejando sus casos. Pero a esto hay que agregarle su escalofriante ‘selectividad’: A unos sí les imputa sin medida de aseguramiento; y a otros se les imputa con medida de aseguramiento. Estos últimos procesos van con una calculada estrategia mediática, que consiste en filtrarle a los medios apartes bien retorcidos del procesado o procesada, que no han sido controvertidos por la defensa del indiciado, investigado o imputado.

Con esto logran satanizarlo ante el país y dejarlo ya sin opción alguna de defensa, esto se convierte en una ‘condena previa mediática’, que llega hasta los Jueces de Garantía o Conocimiento, que desde ese momento comienzan a sentir el peso de la sociedad pidiendo condena y cárcel, sin llegar siquiera a un juicio.

Y este actuar de la Fiscalía, para mí no es una ligereza, es un comportamiento perverso bien planeado, que tiene como objetivo mostrar que ellos están dando resultados. Luego viene la captura de los procesados y la famosa ‘Audiencia Combo’, que son tres en una, y la última es la de la solicitud de la Medida de Aseguramiento en establecimiento penitenciario. Como ya la sociedad sabe unas cuantas barbaridades de los imputados, filtradas por la Fiscalía, se viene una presión mediática y social para que el Juez dicte la medida en establecimiento carcelario. Así el procesado no sea un riesgo para el proceso, las víctimas y asegure que va a comparecer.

Si el Juez no dicta la medida, o si la dicta pero que la cumpla en su casa, en seguida los encargados de las comunicaciones en la Fiscalía ‘dejan correr’ a sus medios amigos, el rumor de que el Fiscal está “indignadísimo” y “molesto”, pero que “es respetuoso de las decisiones de los jueces y que la acata, pero que no la comparte”. Después de la última palabra viene una coma y sigue lo siguiente: “confirmó una fuente cercana al Fiscal”. Otros agregan: “que rogó mantenerla en el anonimato”.

Ante esta eventual decisión del Juez, el procesado pasa a ser doblemente culpable por el mismo delito, ya que a la condena mediática se le suma la de sobornador, porque se asume que tuvo que pagarle al Juez para que no le dictara la medida aseguramiento o para que se la sustituyera en lo que se conoce comúnmente como ‘casa por cárcel’.

Pero ya el daño está hecho, seas inocente o no. Lo cierto es que la Fiscalía no puede actuar con prácticas propias de los bandidos a los que persigue.
Pero si el Juez legaliza la medida de aseguramiento en establecimiento carcelario la Fiscalía se regodea, porque asume que está mandando un claro mensaje de que está actuando contra el delito. Pero esto no es otra cosa que ‘justicia show’, ‘justicia mediática’, ‘populismo punitivo’.

Aquí quiero reiterar lo que he planteado en otros escritos. En el sentido de que sí hay delitos que obligan al fiscal a pedir la medida de aseguramiento en establecimiento carcelario y a que el Juez la conceda. Pero es que maquiavélicamente la Fiscalía ha mostrado al país la solicitud de la medida de aseguramiento como la esencia pura de su misión y trabajo. Cuando la verdadera Misión de la Fiscalía es la de INVESTIGAR, recolectar pruebas y testimonios para acusar, en busca de la condena del imputado.

La solicitud de la medida de aseguramiento no es el fin de la investigación penal, el objetivo es demostrar la responsabilidad del imputado o los imputados y lograr la condena. Ya sea en un juicio o por medio de un Preacuerdo o un Principio de Oportunidad. Pero estos dos últimos se dan cuando a la Fiscalía se le hace imposible llegar a la verdad. Pero extrañamente hoy estas dos herramientas parece que se han convertido en un ‘negocio’.

En el sentido de que muchas veces la Fiscalía tiene todas las pruebas y todos los elementos materiales probatorios para derrotar en juicio al imputado, pero aceptan insólitos Preacuerdos o Principios de Oportunidad, para beneficiar con rebajas inmerecidas al procesado. Aquí sí que cuesta creer que este tipo de decisiones sean tomadas en ‘estricto’ derecho. ‘Algo’ pareciera ‘adobar’ estos raros acuerdos Fiscalía – Imputado.

Lo cierto es que tenemos una Fiscalía que no le gusta investigar, que todo lo lleva al novedoso ‘tribunal de justicia de los medios de comunicación’.
Fiscalía que no me cabe duda que se ensañó contra el Departamento de Córdoba en una época que coincide con cercanas elecciones a Congreso y Presidencia, en donde Germán Vargas Lleras es un aspirante clave a este último cargo de elección popular. Y en donde todo este país sabe que el Fiscal es cuota política de Vargas Lleras.

Entonces, no puede uno dejar escapar la pregunta de que si esta populista ‘justicia punitiva’ hace parte de un elaborado plan para acabar con todas las estructuras políticas y sociales de Córdoba? Aprovechando por supuesto delictivos actos de corrupción que son innegables.
Una justicia no puede llamarse justicia cuando se utiliza con estos fines electoreros y politiqueros.

Cuan bien le haría a Córdoba que la Fiscalía investigara el robo del Puente de Valencia, Córdoba, en donde hay miles de millones desaparecidos. Será que no investigan porque allí están la vacas ladronas, perdón, es sagradas, de la contratación en Colombia? Por qué no investigan todo el proceso contractual del basurero a cielo abierto más grande del Caribe, ubicado en Loma Grande, Montería. Será porque allí podrían aparecer nombres como Alberto Ríos, Germán Vargas Lleras? Son sueltos interrogantes, más no sindicaciones.

Investigar el por qué no se persigue al narcotráfico en Córdoba?

Por qué no se investiga a una tal empresa Cóndor, que tiene una APP con el Estado, en donde llevan un año y medio cobrando billete en cuatro peajes entre Córdoba y Sucre y no hay un metro de asfalto?

Por qué no investigar todas las adiciones a la concesión Autopistas de La Sabana que delinque, perdón, que opera en Córdoba?
Por qué no avanza la investigación del llamado ‘Carrusel de la Educación’ donde van varios muertos y es más viejo que el Caso Zapa? Será que hay poderosos congresistas que gozan del favorecimiento del Gobierno y la Fiscalía?

Dónde están los miles de millones de pesos recuperados de la corrupción? No vengan a mostrar uno viejos apartamentos y pedazos de fincas como la gran acción de recuperación? Negocian ‘casa por cárcel’ y rebajas de penas, pero se les ‘olvida’ exigir el dinero público robado? Podría uno pensar equivocadamente, que para qué quitárselo, entonces cómo pagarían los ‘favores recibidos’? Pero son simples pensamientos impuros de mi parte, que no son realidad.
Por qué la Fiscalía no sigue el dinero de Odebrecht? Si es tan fácil! Es solo ubicar los bancos en Brasil donde se movieron los recursos hacia Colombia. Y acá llegar a esos bancos para investigar quién los recibió. Pedir las grabaciones para ver quién los retiró y a dónde los llevó. Pero todo indica que esto es imposible para esta Fiscalía.

Por qué no se captura a nadie en el caso Reficar? Por qué no se investiga dónde están los sobrecostos de Reficar? Por qué aquí no solicitan medida de aseguramiento en establecimiento carcelario?
Son solo interrogantes que muestran claramente la ‘selectividad’ de la Fiscalía.
Quiero terminar reconociendo que todo este actuar ‘selectivo’ de la Fiscalía no puede ocultar la descomposición social que la corrupción ha traído a Córdoba. Corrupción que avasalló a este Departamento por la ausencia de Estado, en cabeza de una justicia seria, independiente e insobornable. No me cabe duda que llegamos hasta donde llegamos por la permisividad de la Fiscalía, Contraloría y Procuraduría con la corrupción. Esto ocasionó que se desbordara no solo la corrupción sino la maldad. Porque los casos de la salud y el asesinato por unos contratos así lo demuestran.
Tampoco es mentira ver como en una ciudad en donde no hay industrias, factorías, manufacturas, ni empleos que mantengan una próspera clase media que gane más de 80 mil dólares al año, tenga el mayor número de camionetas cuatro puertas más costosas de Colombia. Y se mueva en esta capital un mercado inmobiliario con decenas de edificios de más de 20 apartamentos con valor superior a los mil millones de pesos cada uno. Edificios que son vendidos en su totalidad antes de poner el primer ladrillo.
Este nos lleva a una pregunta que tenemos la obligación de hacernos: De dónde sale tanto billete en Córdoba? Del narcotráfico? Del extinto paramilitarismo? De las bandas al margen de la ley? De las Farc? De la corrupción? De la contratación estatal? De la suma de todos los anteriores fenómenos? De billete que está debajo de la tierra?
Yo estoy seguro que una gran ‘comisión’ del dinero de la corrupción viaja a Bogotá para ser entregado a los grandes jefes políticos, pero hasta allá no llega el corto brazo de la Fiscalía.
Al terminar esta columna la Fiscalía confirma que un Juez con funciones de Control de Garantías de Soacha, en Bogotá, ordena recluir en establecimiento penitenciario a María Fátima y Mara Bechara Castilla. Yo simplemente comento, que el valor total de los cuatro Convenios suscritos por la Universidad del Sinú jamás superan, por el ejemplo, el de los 50 mil millones de pesos del cartel de la Hemofilia. El valor de esos Convenios jamás está en riesgo de perderse por el inmenso patrimonio que tiene esta universidad en mención. Mientras que los responsables del cartel de la Hemofilia están insolventes y tienen ‘casa por cárcel’.

La justicia show, la justicia mediática, la justicia populista punitiva y la justicia selectiva no es Justicia… es un negocio… politiquero… mediático… o económico.
Solo falta que comparezca ante la Fiscalía el ex gobernador Alejandro Lyons Muskus. No hay que olvidar que él ejercía como un exitoso abogado penalista. Muchas personas lo ven hoy como un paria, pero tiene él en sus manos, y en su declaración ante la Fiscalía, la posibilidad de la redención de él mismo y de este Departamento. Solo falta esperar si estará dispuesto a pagar el alto costo de una decisión como esa.
@tonsajr