Medimás estaría desviando dinero que Estado gira para atención de usuarios

En una nueva inspección que realizó la Procuraduría a la EPS Medimás se encontraron varias inconsistencias: la primera, pese a las constantes advertencias del Ministerio Público, la entidad no cuenta con la red necesaria para prestar el servicio del que depende el 11 % de la población colombiana afiliada al sistema de salud.

El otro hallazgo es que hay una posible utilización irregular de los recursos de la UPC (Unidad de Pago por Capitación), que es el dinero que el Estado destina para la atención de cada usuario afiliado a esa Eps.

Mensualmente, Medimás recibe 320.000 millones de pesos que estarían siendo destinados para fines distintos a la atención en salud.

Según indicó el procurador Fernando Carrillo, este dinero se estaría desviando para pagar, por ejemplo, la compra de Cafesalud.

La Procuraduría trasladará sus hallazgos a la Fiscalía para que se inicien acciones previstas en el código disciplinario.

“Hacemos un llamado para que Medimás le cumpla a los colombianos. No vamos a esperar a que pase lo mismo de Saludcoop o de Cafesalud”, indicó Carrillo.

Además, la Superintendencia de Salud vigilará de cerca la situación de la EPS, que entró en funcionamiento en agosto de este año y que, según el procurador, no da ningún resultado.