Miembros del partido de las FARC fueron amenazados por el Ejército

Momentos de tensión se vivieron el pasado martes 7 de noviembre, en horas de la mañana, en la vereda Piedramarcada, corregimiento de Vegalarga, zona rural al oriente de Neiva; cuando una delegación de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (partido político de las FARC), fue amenazada por efectivos del Ejército Nacional que realizaron un operativo en la escuela de la vereda, en donde se desarrollaba una reunión de carácter pedagógico respecto a los acuerdos de paz.

Según Ramiro Duran, uno de los 60 delegados nacionales para realizar labores de pedagogía en todo el territorio nacional, los uniformados llegaron con las armas listas para disparar, y la orden que tenía el cabo Ortiz del Ejército Nacional era capturarlo o darlo de baja. Asimismo señala que él y su esquema de seguridad de la UNP fueron constantemente amenazados.

Agregó que los uniformados llegaron al lugar apuntando sus fusiles contra el grupo de personas que participaban de la reunión “fue un momento de mucho susto, los soldados llegaron con una actitud grotesca, apuntando contra los civiles y según me dijo un cabo de apellido Ortiz, es que la orden de él era asesinarme” narró Durán.

Es de recordar que Ramiro Durán ingresó a las FARC-EP en el año 2000 al 14 frente del Bloque Sur y en ese entonces se desempeñó como responsable del trabajo de organización y masas del Bloque Sur.