MinSalud declara alerta por desabastecimiento de anestesia local

El Ministerio de Salud y el Instituto de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos declararon desabastecimiento para bupivacaína y lidocaína, dos medicamentos de anestesia local. La bupivacaína es generalmente utilizada, por ejemplo, como anestesia para partos vaginales.

Según ambas entidades, en el país se registran ocho titulares autorizados para comercializar bupivacaína y once para vender lidocaína. Ambos medicamentos son anestésicos locales que se usan en diferentes tipos de procedimientos y para diferentes fines.

Por otra parte, la lidocaína es utilizada normalmente en odontología, cirugías superficiales, y en algunos casos para curar la eyaculación precoz. Y la bupivacaína, además de los partos, es utilizada como acción terapéutica.

 

El Invima pidió a los titulares que reporten oportunamente los problemas con la comercialización de los medicamentos, y aseguró que ya se están dando medidas para solucionar el problema con los trámites de importación de estos elementos.

El doctor de la Universidad Militar, Juan Felipe Ramírez, dijo que es grave que exista esta situación.

“La lidocaína se usa también en reanimación cardiopulmonar y tratamiento para arritimias. Quienes en el momento necesitan de los medicamentos y no los consiguen, dependiendo del caso, pueden tener riesgo de muerte”, puntualizó.

A su vez, la Federación Odontológica Colombiana, también le envió una comunicación a la directora de Medicamentos y Tecnologías de la cartera haciendo énfasis en la gravedad de que no existan medicamentos para la anestesia local. “Lo anterior se estima como urgencia manifiesta, para que se autorice la importación del producto de empresas fabricantes reconocidas en Brasil y México, que en el momento no presentan registro sanitario”.

Y añade: “Pedimos que con prioridad se tomen las medidas necesarias rápidas y eficaces para dar solución a esta problemática que generará una gran dificultad de atención a la población en general”.

La carta fue enviada al defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret, al procurador General Fernando Carrillo, al contralor, Edgardo Maya, y al superintendente de Salud, Luis Fernando Cruz.