Muerte de mujer en Tierralta estaba anunciada en panfletos

Comparte en tus redes sociales.
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Maria del Pilar Hurtado, de 34 años de edad conocida como la ‘Mujer del Chatarrero’ fue asesinada en el municipio de Tierralta, después de ser amenazada por el grupo de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, a través de un panfleto que circula en el municipio de Tierralta, Córdoba, en el aparecen los alias de varias personas.

El panfleto amenaza de muerte a los mencionados sino abandonan el pueblo y advierte a los invasores de lotes que si no se marchan a otro lugar serán declarados objetivo militar. “A estas personas las declaramos objetivo militar, ya estamos cansados de esta manada de HIJUEPUTAS desocupados que se la pasan invadiendo lotes”, se ´puede leer en el documento.

“Nosotros no andamos con rodeo vamos matando y recuperando el control y si se busca que el pueblo se caliente pues se calienta esta mierda” dice uno de los apartes de dicho panfleto. Tres de las personas que aparecieron mencionadas han sido asesinadas en los últimos días.

Sicarios en motocicleta asesinaron ayer de dos disparos a María del Pilar Hurtado Montaño, una  recicladora que se disponía a iniciar sus labores cuando salía de su casa en el barrio Nuevo Oriente, de Tierralta. Organizaciones sociales de derechos humanos denunciaran que la mujer era una lidereza en Tierralta y la relacionaban en un panfleto, en el que grupos armados ilegales la amenazaban de muerte, junto a otros personajes del Sur de Córdoba.

Por esta razón desde el nivel central hubo el llamado a los organismos investigadores para que priorizaran el caso y dar pronto con los responsables del homicidio. Pero la Alcaldía de Tierralta y el esposo de la víctima desmintieron que ella haya sido líder social y que perteneciera a algún movimiento o asociación

El crimen ocurrió a las 7:35 de la mañana de ayer cuando la víctima se despedía de uno de sus cuatro hijos, un pequeño de 9 años.   Sus verdugos llegaron a la terraza de su vivienda y el parrillero le propinó los disparos.