Mujer lleva un año luchando para que Coomeva le asigne una cita oftalmológica a su hijo

A Coomeva EPS en Montería poco o nada le han importado los derechos de petición, tutelas, solicitudes de la Supersalud y hasta publicaciones en prensa, recursos que ha utilizado una humilde y joven madre para que su hijo cimience a recibir un tratamiento especializado.

Al niño Luis Daniel López Martínez le descubrieron un problema oftalmológico denominado Estravismo Concomitante Divergente hace un año y le remitieron a un médico oftalmológico pediatra. Desde ahí ha comenzado el calvario para Yomira Martínez, la joven madre del menor, que ha visto como su enfermedad se complica por la inoperancia de la EPS.

“Voy oftalmovisión a donde me dijeron que fuera y allá me dicen ven mañana, ven pasado, ven tal día, cada dia que me dicen que vaya yo voy y no hay cita, la agenda está llena, que espera llamada”, relató.

En vista de la situación la mujer hace cuatro meses interpuso una tutela, la cual fue fallada a su favor y ordenaba al gerente de Coomeva a asignar la cita en Montería o cualquier ciudad y garantizar estadia, tranporte y alimento para ellos en caso que se la dieran fuera del departamento.

Pero ni siquiera eso ha funcionado, dice la joven.

Despues de la tutela, cuenta, que se ha repetido la misma historia, la mandan de un ,lado para otro y hasta una supuesta cita prioritaria que le prometió un funcionario de la Supersalud se la dieron, pero insólitamente se la dieron para un día que ya había pasado.

“Una asesora de coomeva llamada Liset les dijo que no le habían asignado la cita porque les faltaba una autorización de Oftalmovisión para que sea trasladado a Medellín, fuimos conseguimos la orden y aún así no la asignaron”.

Yormira dice que lo único que hace falta es interponer un desacato de tutela. Mientras tanto la salud de los ojos de su pequeño hijo se sigue deteriorando.

La última acción de Coomeva Eps fue en el día de hoy cuando la hicieron ir todo el día porque supuestamente ya le iban a dar la cita, pero la IPS manifiesta que Cooomeva nunca le ha autorizado y a la mujer le tocó ver como pasa otro día sin la cita y a esperar el día de mañana a ver si por fin.