Niño se cayó de un árbol y murió porque se quedó callado

Foto de: Internet

La siguiente historia es una de esas que los padres deben socializar con los hijos, para que no se repitan tragedias como la que vamos a contar.

En el hospital San Vicente de Paúl, en Lorica, murió un jovencito de 15 años de edad, identificado con el nombre de Jesús Gabriel Hernández Vellojín, quien en días pasados se cayó de un árbol. Sin embargo, por miedo a la reacción de los padres se quedó callado.

Solo hasta que comenzó a vomitar sangre fue que la familia se dio cuenta que algo malo estaba ocurriendo, fue entonces cuando decidieron llevarlo al hospital. En el lugar lo valoraron pero no le hicieron radiografía y lo regresaron a su casa. No obstante, el estado de salud del menor siguió empeorando y decidieron llevarlo nuevamente al hospital.

Los médicos decidieron realizar un reconocimiento más riguroso y se dieron cuenta que tenía una costilla fracturada y, al parecer, ésta le había afectado algunos órganos; de allí la razón que vomitara sangre.

Además, ya estando en UCI, los médicos descubrieron que el menor había contraído una bacteria, infección que hizo que se agravara la situación. Desafortunadamente los galenos no pudieron hacer nada para salvarle la vida al menor, quien murió ayer en las horas de la tarde.