Niños del CDI ‘La Bendición de Dios’ del Barrio Vilches tienen que transitar por esta vía

Cereté. En un lodazal se ha convertido la vía que conduce al Centro de Desarrollo Infantil La Bendición de Dios, ubicado en la entrada del barrio Wilches, de este municipio.

Padres de familia manifestaron que sus hijos se están perjudicando por el difícil acceso y sus hijos no pueden asistir a clases para potenciar su desarrollo de la primera infancia.

Gregorio José Alemán Romero afirmó a este medio que, “la situación, se nos empeora en temporadas de invierno por la falta de intervención de las autoridades, la entrada al CDI, no sirve y para llegar hasta el lugar nos toca hacer malabares”.

Ante la situación, pidió a la administración municipal, que se acerque al lugar y cuanto antes la intervenga.

Por su parte, Jairo Andrade López Morelos, quien iba con su hijo en moto anotó que, “cuando llueve salimos con los zapatos en las manos porque es mucho el barrial y para sacar a mi hijo debo hacerlo a hombros”