No están exagerando: la gripa sí es más fuerte en los hombres

Por mucho tiempo se ha pensado que los hombres tienden a exagerar sus síntomas cuando tienen gripa. De hecho, los diccionarios ingleses ‘Oxford’ y ‘Cambridge’ incluyeron la palabra ‘men flu’ (en español, gripa de hombres) y su definición es: “Una dolencia menor similar a la experimentada por un hombre que se considera que exagera la gravedad de los síntomas”.

Tanta ha sido la incredulidad hacia la gravedad de los síntomas de la gripa, en ellos, que Kyle Sue, profesor de Medicina Familiar, hizo una investigación al respecto en la universidad canadiense de Newfound-land y halló que las tasas de hospitalización y mortalidad por este padecimiento son significativamente superiores en la población masculina.

En la investigación, publicada por el ‘British Medical Journal’, se recopila una serie de estudios que sugieren una relación entre las hormonas dependientes del sexo y la respuesta de las células inmunitarias. Esto se evidenció en investigaciones realizadas en 2012 en la Universidad de California por los docentes Michael Pozos y Thomas Kraus, que demostraron que los niveles del estrógeno y estradiol (hormonas sexuales femeninas) pueden inducir fenotipos antiinflamatorios claves en las respuestas inmunes a los virus.

Otro estudio, publicado en ‘Australian Pharmacist’ en el 2012, aisló células mononucleares de 63 personas sanas agrupadas según la edad y el sexo y cultivó las células con rinovirus. Las células cultivadas de mujeres premenopáusicas tenían una respuesta inmune más fuerte al rinovirus que las de los hombres de la misma edad. Esta diferencia no se observó cuando las mujeres posmenopáusicas se compararon con hombres de la misma edad, lo que sugiere un vínculo hormonal.

Robin Rada, médico especializado en medicina interna de la Universidad Javeriana, explicó al respecto: “En los hombres hay una condición de tipo inmunológica que puede hacerlos más propensos, pero la percepción de los síntomas puede ser subjetiva, pues hay pacientes que tienen respuestas más fuertes, y eso es relativo. Así mismo, existen más de 200 tipos de virus de influenza, es decir, tipos de gripa que pueden ser más fuertes que otros”.

De acuerdo con Andrés Felipe Galindo, médico de la Universidad de La Sabana, la mayoría de los problemas respiratorios, entre ellos el resfriado común, tienen una razón viral. Los rinovirus representan entre un 25 y un 30 por ciento de estos casos; los adenovirus, un 30 por ciento, y los virus no identificados, entre el 35 y el 50 por ciento de las molestias.

En Colombia, según el Ministerio de Salud, las infecciones respiratorias afectan cada año a un tercio de la población aproximadamente.

Más que la gripa

Las diferencias sexuales se extienden a otras infecciones respiratorias más allá de la influenza. En muchas enfermedades respiratorias agudas, los hombres son más susceptibles a complicaciones y exhiben una mortalidad más alta según el artículo publicado en la revista científica ‘Aging Cell’ en 2015.

El 53 por ciento de los casos similares a la influenza e infección respiratoria aguda corresponden al sexo masculino y el 47 por ciento, al femenino

Según el informe ‘Sivigila’ 2016, del Instituto Nacional de Salud, el 53 por ciento de los casos similares a la influenza e infección respiratoria aguda corresponden al sexo masculino y el 47 por ciento, al femenino. Respecto a la totalidad del estudio, Kyle Sue, su autor, dijo: “Ellos tienen una respuesta inmune más débil a los virus respiratorios virales, lo que lleva a una mayor morbilidad y mortalidad que las mujeres. Hay beneficios para la conservación de energía cuando se está enfermo”.

Otra conclusión de Sue es que ciertos comportamientos de los hombres cuando tienen gripa – no levantarse de la cama o recibir ayuda en las actividades de la vida diaria– son resultado de un comportamiento evolutivo que usaban los depredadores para protegerse.

¿Cómo prevenirla?

Óscar Ortiz, médico de la Universidad Nacional, aconseja:

– Consumir alimentos con vitamina C y mucha agua.

– Evitar la exposición al viento y al frío, especialmente en la noche.

– Usar tapabocas si se está en un ambiente donde hay varios agripados.

– Manejar una alimentación balanceada para mantener fuerte el sistema inmune.

– La OMS recomienda, además, la vacuna antigripal cada año para los grupos de alto riesgo (embarazadas, niños menores de 5 años y mayores de 65 años).

Cortesía-ElTiempo