Nuevas crecientes del Sinú, dejó el embalse de Urrá con escasa probabilidad de maniobra.

El presidente de la central hidroeléctrica de Urrá, Alfredo Solano Berrío, confirmó que empezaron a reducirse los espacios de amortiguamiento de la presa ante nuevas crecientes del río Sinú en su parte alta.

Con base en esa situación, la represa quedó a escaso 1.72 centímetros de rebose y obliga a que este miércoles 2 de agosto la central empieza a operar con cuatro turbinas para poder hacer descargas mayores de volúmenes de agua y que aumentarán los niveles actuales del Sinú en su cuenca media y baja.

“Los volúmenes de agua son demasiados altos comparados con promedios. Ayer soportamos una creciente que permitió la entrada de 700 metros cúbicos de agua por segundo a la presa. Eso es como ver entrar el volumen de agua del Sinú que hoy pasa por Montería”, explicó, al señalar que a pesar de ello no han rebosado, pero deben tomarse medidas para garantizar nuevos espacios de amortiguamiento.

Dijo que todos los embalses del país están llenos y algunos han rebosado.

TOMADO DE MONTERÍA RADIO 38 GRADOS.