“Padres habían consumido 14 cervezas y mandaron a la niña a la piscina en horario prohibido”: Administrador de Villa Surety

En la piscina de este centro recreacional sucedió la tragedia que enluta a una familia en Cereté

Armando Cortecero, administrador de Villa Surety, el centro recreacional donde el domingo murió la niña de 7 años Merly Mileth Mestra Salcedo en el municipio de Cereté, habló para los medios de comunicación y explicó lo que pasó en ese momento del hecho trágico.

Armando cuenta que a eso de las 6:00 de la tarde no había nadie en la piscina, pues el horario establecido es hasta las 5 de la tarde, por lo que el salvavidas ya había pitado para que todos los bañistas salieran del agua. De un momento a otro el piscinero se da cuenta que una niña está flotando en la piscina de niños, la saca y le da los primeros auxilios para hacerla reaccionar.

Dijo que la madre de la niña se da cuenta que es su hija por los gritos de auxilio de otras personas que se acercaron. “La mamá se acerca como cualquier curioso, pensando que era otra niña, cuando se da cuenta que es su hija es que empieza a llorar”.

“A nosotros se nos hace extraño como una mamá descuida a su hija en un sitio de esos, sobretodo sabiendo que ya no era hora apropiada para que la niña estuviera en la piscina”, aseguró Cortecero, quien añadió que vieron a la mamá bastante alicorada.

El mesero del lugar Nerio Sanchez, dijo que la mujer y el esposo habían llegado a las 4:30 al sitio y que hasta la hora del suceso habían consumido 14 cervezas y una papa frita.

Menciona el ayudante que madre y esposo se hicieron en el kiosko grande, que es donde está el bar y que está ubicado a 5 metros de la piscina, pese que alrededor de la piscina hay bohíos que están a menos de 5 metros, precisamente para que padres estén pendientes de sus hijos.

Las declaraciones del administrador y del mesero, abren la polémica sobre la responsabilidad de los padres en el hecho, toda vez que ya se había restringido el horario de baño y la niña ingresó sin autorización de los administradores en la piscina.

En ese momento la menor fue trasladada al hospital San Diego de  Cereté pero aseguran los médicos que los procedimientos de reanimación fueron inútiles porque la menor ya había fallecido.