Periodista japonesa muere luego de hacer 159 horas extras en un mes

Miwa Sado, de 31 años, trabajaba en la cadena de noticias NHK, y además de haber cumplido con todas esas horas extras, solo tomó 2 días de descanso en el mes anterior a su fallecimiento, ocurrido en el mes de julio de ese año, informa Japan Times.

La periodista trabajaba como corresponsal en el Gobierno Metropolitano de Tokio, y tuvo que cubrir las elecciones de la asamblea desde junio hasta julio de 2013. La mujer murió el 24 de julio, solo 3 días después de las elecciones, agrega The Guardian.

Masahiko Yamauchi, funcionario del departamento de noticias de NHK, dijo que la muerte de Sado no es de materia personal, sino que representa un problema para la propia organización completa, “incluyendo el sistema laboral y la manera en que las elecciones son reportadas”.
Yamauchi también dijo que la noticia solo se reveló hasta ahora para cumplir con los deseos de la familia de la mujer fallecida, que había expresado su deseo de que un caso de estos, muy comunes en la potencia oriental, no se vuelva a presentar.

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, ha buscado la manera de mejorar las condiciones laborales en su país a raíz de un caso de suicidio en la empresa Detsu Inc., en 2015. Sin embargo, parece que aún falta bastante por hacer al respecto.

La muerte de Sado es un nuevo caso de ‘karoshi’, un término usado en Japón y que significa precisamente morir por exceso de trabajo, explica BBC. La palabra se volvió popular luego de que, en 1987, el Ministerio de Salud de Japón empezó a recopilar estadísticas de personas que fallecían a causa de pasar demasiado tiempo en sus labores.

Cortesía: Pulzo.com