Población Gitana tendrá espacios en San pelayo

Cumpliendo con el Plan Integral de Reparación Colectiva para las Kumpany de la población Rrom (gitanos), se empezarán a abrir en el municipio espacios para que los miembros de esta comunidad puedan mostrar su cultura, garantizando de esta forma la implementación de los principios generales de la Ley 1448 de 2011 y como lo establece la ruta de reparación colectiva para grupos étnicos definida por los decretos Ley 4633, 4634 y 4635 de 2011.

La alcaldesa de San Pelayo, María Alejandra Forero Pareja, se reunió con el Director Regional de la Unidad para las Víctimas en Córdoba, Manuel Pacheco, con el fin de revisar los compromisos definidos en el plan, tales como el desarrollo de encuentros culturales con un Pachiv o fiesta gitana en el marco de un Comité de Justicia Transicional, para que los gitanos muestren su cultura y así sensibilizar a funcionarios de la entidad territorial. Esta actividad se hará una vez al año.

Además, se abrirá un espacio en la fiesta tradicional de San Pelayo para que puedan mostrar su cultura y un stand para muestras artesanales. La alcaldesa de San Pelayo se comprometió a buscar un lote para la construcción de la casa gitana, cuya construcción y dotación estará a cargo del Ministerio de Cultura.

“En el municipio tenemos personas que pertenecen a la población Rrom, afectada de diferentes formas por el conflicto armado. Somos conscientes de la importancia de la aplicación del principio de enfoque diferencial de la ley 1448 y estamos comprometidos con el reconocimiento de estas para evitar la exclusión, invisibilidad o discriminación que impide o ponen en riesgo la efectiva atención y reparación de sujetos de especial protección constitucional. Es nuestro deber garantizar los espacios para ellos así como de las demás tipos de población que tenemos en San Pelayo”, explicó la alcaldesa.

Durante la reunión también se plantearon acciones de prevención, encaminadas a evitar la violación de derechos humanos a las comunidades de este municipio.

La Ruta de Reparación Colectiva Étnica creada por la Unidad Nacional para las Víctimas es un instrumento práctico para que quienes están al servicio de las víctimas étnicas tengan a mano un esquema sencillo de uso cotidiano para una mejor implementación de los Decretos Ley 4633, 4634 y 4635 de 2011 que representan un avance significativo en la política pública para grupos étnicos y que debe materializarse en los territorios en el día a día.

A partir de estos decretos y de la ruta se formula del plan para las comunidades y pueblos indígenas, el pueblo Rrom y las comunidades negras, afrocolombianas, raizales y palenqueras en Colombia.